Jordi Sánchez pide salir de prisión para poder ser elegido presidente catalán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 06 de Marzo, 2018

Jordi Sánchez pide salir de prisión para poder ser elegido presidente catalán

Jordi Sánchez pide salir de prisión para poder ser elegido presidente catalán | La Crónica de Hoy

El candidato independentista a presidente de la región española de Cataluña, Jordi Sánchez, en prisión preventiva, pidió hoy a los Tribunales Supremo (TS) y Constitucional (TC) que lo dejen libre o, al menos, le permitan presentarse el lunes próximo al debate sobre su elección convocado por el Parlamento regional.

Sánchez alegó que su voluntad y la de su grupo político (JxCat, centroderecha independentista) es respetar la "legislación vigente", es decir, la Constitución española.

Tras reunirse el lunes con los partidos catalanes, el presidente del Parlamento regional, Roger Torrent (ERC, izquierda republicana independentista), propuso que Sánchez se someta al debate y votación de la cámara legislativa catalana.

El expresidente catalán Carles Puigdmeont, prófugo de la justicia española en Bélgica, renunció "provisionalmente" el pasado jueves a ser el candidato, ante la imposibilidad de ser elegido "a distancia", como pretendía, y planteó que lo sustituyera Sánchez, que permanece encarcelado provisionalmente.

El TC mantuvo hoy la suspensión temporal de la candidatura de Puigdemont, aplazó la decisión sobre el recurso que el Gobierno español presentó en su día contra ella y abrió un periodo de diez días de alegaciones de las partes implicadas, dado que el expresidente regional catalán ha renunciado.

La Justicia española investiga a Puigdemont y a Sánchez en relación con el proceso independentista ilegal catalán de 2017. Ambos fueron elegidos diputados regionales por la coalición electoral JxCat en los comicios catalanes del pasado 21 de diciembre, en los que el partido liberal Ciudadanos obtuvo la mayoría de los sufragios.

En una cámara de 135 escaños, la candidatura de Sánchez contaría, en principio, con el apoyo de los 34 diputados independentistas de JxCat (centroderecha) y los 32 de ERC (izquierda republicana), es decir, sin mayoría absoluta, ya que el resto de grupos parlamentarios se abstendrían o votarían en contra.

A esto se une que Puigdemont (JxCat) y Antoni Comín (ERC) no podrían votar, a pesar de ser diputados, al encontrarse en Bélgica huidos de la Justicia española.

Los partidos constitucionalistas catalanes (Ciudadanos, Socialista y PP) reiteraron hoy la inviabilidad de que Sánchez pueda ser presidente catalán de manera efectiva por sus circunstancias judiciales.

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, instó por su parte a los independentistas catalanes a terminar con el "espectáculo" y formar ya un gobierno de acuerdo con la ley.

En un escrito remitido hoy al juez del TS Pablo Llarena, encargado del caso, el abogado de Sánchez argumenta que debe permitírsele presentarse a la investidura para garantizar sus derechos políticos y los de sus votantes.

La defensa recuerda un precedente de 1987, cuando un parlamentario del País Vasco (norte) encarcelado preventivamente por pertenencia a la banda terrorista ETA salió de prisión con un permiso especial para someterse a un debate de investidura en el Parlamento regional, que perdió en la votación.

Según el escrito, la propia candidatura de Sánchez a la presidencia del gobierno autónomo catalán "es una muestra evidente de la voluntad, no solo personal, sino de todo su grupo parlamentario, de respetar las decisiones del Tribunal Constitucional" español, aunque no se compartan.

En ese sentido, apunta la defensa que, si Sánchez y el resto de miembros de su grupo hubieran querido rebelarse violentamente, es "evidente" que, en ningún caso, se hubiera optado por concurrir a las elecciones del 21 de diciembre o presentar un candidato alternativo a Puigdemont.

En otro escrito dirigido al TC, se recuerda que Sánchez ha sido propuesto candidato oficialmente y que, de impedírselo, se estaría causando "un grave daño" a la credibilidad nacional e internacional del ordenamiento constitucional español.

Además, según el abogado de Sánchez, ello supondría "una grave alteración, sin precedentes desde luego, en el régimen constitucional vigente" y "de la voluntad democráticamente expresada por los ciudadanos catalanes" en las elecciones.

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, anunció hoy que este grupo promoverá una "querella criminal" contra el magistrado Llarena por prevaricación si no permite que Sánchez acuda al pleno parlamentario del lunes. El ministro español de Justicia, Rafael Catalá, le replicó que "es conveniente no amenazar a los jueces".

También la Mesa del Parlamento -su órgano de dirección- pidió hoy a sus servicios jurídicos que estudien la fórmula para pedir al TS una permiso para Sánchez.

Además, el TC aceptó hoy tramitar un recurso de los socialistas catalanes para que pueda desbloquearse la situación política con la posibilidad de unas eventuales nuevas elecciones regionales.

Imprimir