Nacional

Piden salida de Cordero de Presidencia del Senado

Legisladores del PRD y algunos del PAN cuestionaron que haya opinado sobre las acusaciones por lavado de dinero en contra de Ricardo Anaya.

Foto: Twitter

El Pleno del Senado se convirtió este martes en un ring electoral, donde PRD y el PAN exigieron la renuncia de Ernesto Cordero como presidente de esta Cámara, al acusarlo de opinar sobre las acusaciones de lavado de dinero que pesan sobre el candidato del Frente, Ricardo Anaya donde incluso ha solicitado a la PGR que acelere las investigaciones  para determinar su responsabilidad o no.

Paradójicamente, la moción provino de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Angélica de la Peña, fustigó que Cordero haga valoraciones y opine sobre la posible culpabilidad de Anaya y demando la remoción del senador panista, en rebeldía.

“No puede usted estar usando la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado, para estar reiteradamente atacando a uno de los contrincantes de la contienda electoral”, fustigó.

Pero los  senadores del PRI, de Morena, rebeldes del PAN, e independientes, rechazaron que los senadores afines a Ricardo Anaya pretendan “poner un bozal” a Cordero o a cualquier senador.

Los panistas Raúl Gracia, Marcela Torres, Ernesto Rufo y Jorge Luis Preciado arremetieron contra Cordero, al que calificaron de traidor y  de incongruente por mantenerse en el PAN, criticando al su candidato y apoyando abiertamente a Margarita Zavala, pero también favoreciendo a José Antonio Meade, con sus posturas y opiniones.

 “Renunciar dignamente y decir oigan ya no me identifico con el PAN, ahí nos vemos y entonces afíliese al partido que usted quiera. Lo que no puede pasar es que declare a   nombre del PAN cosas que no compartimos”, aseveró Preciado.

En tanto el senador Víctor Hermosillo y Celada, advirtió que “quien no esté de acuerdo con Anaya y con lo que pasa en el PAN que se calle o se vaya” del partido.

“También los panistas tenemos obligaciones y si no nos gusta nuestro partido pues hay dos cosas: esperar a que venga otros tiempos y callarse la boca o salirse del partido”.

Los priistas consideraron que Cordero, en ningún momento ha opinado a nombre de la cámara o en su calidad de presidente de la Mesa Directiva sobre el tema electoral o específicamente sobre Ricardo Anaya.

José María Tapia Franco, senador del PRI, defendió la conducción de Ernesto Cordero y consideró que el panista es libre de opinar no sólo sobre el actuar de la Procuraduría General de la República, sino sobre los casos de corrupción a los que está vinculado Anaya.

“No traigamos el contexto electoral y contaminemos el Senado de la República”, demandó.

Javier Lozano, vocero del candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade, asumió la defensa del exsecretario de Hacienda y les pidió no rasgarse las vestiduras luego de que sirvieron a un proyecto absolutamente personal.

“Que vengan aquí a tratar con vulgares expresiones animadas más por la rabia, por la frustración, por la envidia y no por la razón también es inadmisible.  (…) Que ahora se vienen a rasgar las vestiduras quienes sirvieron, precisamente, de comparsa a un proyecto absolutamente personal. (…) Lo grave no es que hable el senador Cordero, lo grave es tengamos en México a un candidato a la Presidencia señalado de participar en una red de lavado de dinero”, indicó.

Advirtieron que tampoco ha puesto en riesgo la gobernabilidad y trabajo institucional de la cámara y por tanto rechazaron esta petición, que fue calificada como violatoria del derecho a la libertad de expresión.

havh

Imprimir