Mundo

Patronal y parte del PD apuesta por gobierno del M5S

El líder del Movimiento 5 Estrellas es recibido en Roma al grito de primer ministro

Luigi di Maio, aclamado ayer primer ministro de Italia.

Un día después de anunciar su dimisión, tras la derrota de su candidatura al frente del Partido Demócrata italiano (PD), el exprimer ministro Matteo Renzi rompió ayer la unidad de su partido al anunciar que nunca apoyará formar un gobierno con los extremistas, en alusión a facilitar un gobierno de uno de los dos partidos triunfadores de las elecciones del domingo: el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la xenófoba Liga Norte.

“A mi juicio, el PD debe estar en la oposición. Si alguien en nuestro partido piensa diferente, que lo diga. Sin hastío, insultos o polémicas”, zanjó en su Facebook.

La respuesta no se hizo esperar. El presidente de la región del Piamonte, Sergio Chiamparino, fue el primero en acercar posturas con el M5S que, precisamente, gobierna el ayuntamiento de su capital, Turín.

“Yo hablo casi cotidianamente con la alcaldesa Chiara Appendino y no hay ningún tabú que echar por tierra. El partido decidirá de modo colegiado y hay que responder y de qué modo”, opinó Chiamparino, quien no descarta presentarse como candidato al liderazgo del PD.

El PD, pese al descalabro en las elecciones, parece ser clave en este escenario como el segundo partido más votado en solitario.

“O nosotros o nada”. Mientras tanto, el candidato del M5S, Luigi di Maio, celebró ayer un acto multitudinario cerca de Nápoles, donde fue acogido a gritos de “primer ministro”.

“Inevitablemente estamos proyectados para el gobierno de este país”, dijo Di Maio, entre aplausos de los asistentes. “Nosotros estamos dispuestos al diálogo con todos pero deben venir a hablar con nosotros porque si no es difícil hacer nada en esta legislatura”, advirtió.

Reivindicamos el derecho de resolver los problemas de los italianos, esto lo debemos hacer lo antes posible”, subrayó, al tiempo que elogió el carácter transversal del M5S, que consideró no es “ni de derechas ni de izquierdas”.

Apoyo de la patronal. El presidente de la patronal de Italia, Confindustria, Vincenzo Boccia, afirmó que no hay que tener miedo a un gobierno liderado por elM5S, que fundó hace una década el cómico “indignado” Beppe Grillo.

Boccia llamó a “tomar nota del voto de los italianos” y apuntó a que lo esencial es que el próximo gobierno aproveche el momento de crecimiento económico general del que se puede beneficiar Italia.

 

Imprimir