Entre un preocupante adiós y buenas iniciativas

Marielena Hoyo Bastien

Aunque el Dr. Mancera, su jefe, no se ha ido, PERO, como

lo más seguro es que lo haga pronto, Jorge Gaviño, para

hoy ya ex Director del METRO, se adelantó al compromiso

que previamente había hecho público (dejar el puesto al

tiempo en que el Ejecutivo capitalino lo hiciera para buscar

otra posición), así que cerrando febrero presentó su

renuncia al cargo, donde por cierto no le fue del todo bien;

mas no por falta de capacidad sino por los problemas de

  vicios y omisiones al mantenimiento que el servicio arrastra

de tiempo atrás, y más allá, por los inconvenientes de todo

el ruido y cuota política que significan los entretelones del

transporte colectivo, más…

 

¿Qué tiene qué ver el METRO con los animales?... mucho, verán, especialmente con perros y gatos que sobreviven en la calle y que encuentran en sus estaciones EL LUGAR ideal para refugiarse tranquilos, calientitos y protegidos contra las inclemencias del tiempo, solamente que al parejo representan un riesgo para el sistema y éste para ellos en cuanto descienden a las vías, donde de no ser rescatados de inmediato su vida termina muy violentamente. No así los gatos, que aunque pernoctan en varios lugares “secretos” de las instalaciones, su talla y astucia les permite irla llevando de mejor forma, o quizás también porque a Dios gracias se convierten en seres invisibles a los ojos del ciudadano común. Al respecto…

La llegada de Jorge Gaviño a la Dirección del METRO favoreció un proyecto que fue mucho más allá de lo esperado —de las esclusas, vigilancia, permisos y equipos especializados que tan insistentemente se solicitaron casi a cada administración— pues como nato amante respetuoso de los animales, no sólo levantó antena hacia el problema ordenando y/o permitiendo el paro de los trenes para el salvamento de las criaturas caídas a las vías, sino que además estableció un sitio específico para rehabilitar y esterilizar a esos guaguás, de manera que una vez dados de alta por los especialistas, esperaran por su adopción en recintos adecuados, dignos y seguros, PERO…

Como aquí en México es tradición no reconocer, desaparecer, menospreciar, descuidar o cancelar cualquier proyecto que haya tenido éxito con funcionario del pasado, a pesar de que Jorge me aseguró que dejaba todo “muy bien amarrado” para que no termine desmantelado o desatendido el Centro de Transferencia Canina (desafortunada denominación), referido asimismo como EL PRIMERO (o sea que se esperaba instalar más), ubicado en un área de 3 mil metros cuadrados pertenecientes a la Estación El Rosario, me quedo con la gran preocupación de que el esquema desaparezca, primordialmente al muy próximo cambio de gobierno. Lo bueno es que Gaviño va por una curul en el Congreso local, lo que necesariamente (y ya menos presionado y más libre) ayudará a que el programa no prescriba ni desvíe su rumbo. Esperemos. Y…

De celebrar y mucho son tres iniciativas. Una nacional, otra transnacional, y una más con origen en una marca francesa de ropa. Lamentablemente, las tres relacionadas con especies animales en riesgo, y que por ello mismo necesitan toda clase de planes que provoquen atención mundial. 

Me refiero, primero, a los jardines agroecológicos que se establecerán a lo largo y ancho de la ruta de la mariposa monarca dentro de México, y que parejo a ofrecer alimento a los llamativos insectos permitirán el desarrollo de programas educativos para los habitantes locales. Luego, está la propuesta presentada ante la ONU por el titular de la Conanp, Alejandro del Mazo, para la creación de una reserva de protección para el jaguar, que abarcaría tierra mexicana, guatemalteca y beliceña, lo que a su vez ayudaría a la conservación de la selva maya. Por último, tenemos que la marca Lacoste, famosa por su característico logo de cocodrilo (y de la que fui apasionada durante mi dorada juventud), lanzó la campaña Salvemos nuestras especies, seleccionando de principio 10 diferentes animales en peligro. La producción de chemises, obvio, será en extremo limitada para que la gente comprenda mejor el significado de la extinción. Importante, pese a lo lamentable, es que fue tomada en cuenta nuestra vaquita marina, no extinta, que conste Lorenzo Rojas, pero camino a…

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios