Espectáculos

D’Mente: la otra cara de la bipolaridad

Padecimientos psiquiátricos y algunas otras enfermedades mentales son los temas que aborda el actor en su puesta en escena. D’Mente narra a manera de monólogo las reflexiones y vicisitudes que atraviesa una persona que vive con transtorno bipolar, pero lo hace de una forma tan amena y divertida que permite a la audiencia empatizar a través de un mensaje que pretende crear consciencia sobre el tema.

El Teatro Milán recibe el soliloquio de Ari Telch, quien lleva al público a un mundo que atraviesa las risas hasta llegar al silencio, desde la mente de distintas personificaciones que en­globan un tema poco explorado.

Es una visión introspectiva de Telch, que permite desmitificar un transtorno para que la opinión popular comprenda la importancia de aprender a detalle sobre una enfermedad que acecha la vida de quien la padece y de sus allegados. Con ello se busca quitar el tabú que se encuentra arraigado en la sociedad, respecto a cualquier tipo de padecimiento mental.

Sin necesidad de un escenario majestuoso, toda acción se desenvuelve con un solo personaje, el cual hace distintas interpretaciones a través de pelucas, disfraces y con la ayuda de algunas voces que se escuchan de fondo, así es como el protagonista ejemplifica la demencia que vive alguien bipolar.

La locura no es tan mala como parece, todo padecimiento tiene un remedio, así es como lo plasma la puesta en escena, valiéndose de la comedia como el recurso principal para normalizar la situación.

El público ríe y reflexiona al respecto; el tema se aborda con tal sutiliza que permite a la audiencia dejar de lado el prejuicio y hasta el morbo que el tema pudiera provocar en un inicio, ya que en el desarrollo de la misma se encontrarán con situaciones tan comunes que incluso hacen pensar que en el fondo todos guardan una parte de esa demencia que parecía tan ajena. El “ejercicio”, como lo llama Telch, busca divertir a causa de una experiencia personal que lo libera de su propio trastorno y del prejuicio público.

Imprimir