Siguen mujeres ganando menos que hombres, advierte Coneval | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 07 de Marzo, 2018

Siguen mujeres ganando menos que hombres, advierte Coneval

Señaló que en 2016 los datos muestran que las mujeres ganan una quinta parte menos que sus pares, aun cuando posean el mismo nivel educativo.

Siguen mujeres ganando menos que hombres, advierte Coneval | La Crónica de Hoy
Foto: Especial

En cuanto a los ingresos laborales, las mujeres perciben remuneraciones más bajas que los hombres, esta brecha es más acentuada en la población en situación de pobreza, refirió el Consejo Nacional de Evacuación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Señaló que en 2016 los datos muestran que las mujeres ganan una quinta parte menos que sus pares, aun cuando posean el mismo nivel educativo.

Las condiciones de precariedad referidas a los mercados laborales afectan a la población en formas diferenciadas de acuerdo con su sexo y condición de pobreza, indicó el Coneval.

El porcentaje de la población trabajadora sin contrato se presenta de manera importante en la población pobre indistintamente de su sexo, con el 80 por ciento en 2016.

El porcentaje de mujeres ocupadas con jornadas parciales asciende a 38.6 por ciento, mientras que en los hombres es de 16.5 por ciento.

El trabajo doméstico no remunerado y de cuidados es una de las dimensiones en las que la desigualdad en las condiciones de vida de hombres y mujeres se expresa con mayor claridad, al evidenciar la sobrecarga de trabajo a la que están expuestas las mujeres.

En promedio, abundó el Coneval, las mujeres dedican a los quehaceres entre 12 y 17 horas semanales más que los hombres, y entre 5 y 14 horas semanales más al cuidado exclusivo y sin remuneración de otras personas, como menores, adultos mayores o enfermos, dentro o fuera del hogar.

Destacó que una cuarta parte de los hogares cuentan con jefatura femenina.

Mencionó que de 2010 a 2016, la brecha en el rezago educativo entre jefes y jefas de hogar ha disminuido; no obstante, las mujeres presentan niveles de rezago más altos que los hombres, sobre todo si están en condición de pobreza, aunque entre los más jóvenes las brechas se reducen.

En 2016, la brecha educativa entre ambos sexos se ubicó en 6.5 puntos porcentuales.

En materia de salud, la carencia por acceso a servicios de salud es la privación social que más se redujo en el periodo de análisis, refirió el Coneval.

Entre 2010 y 2016 la población no derechohabiente disminuyó 13.7 puntos porcentuales.

Y aunque las mujeres son quienes más se han beneficiadas por el avance para superar dicha carencia, este avance no es suficiente para erradicar las inequidades de género, ya que el acceso principal de las mujeres a los servicios de salud es a través de otros familiares que les transfieren el beneficio, sin importar si se trata de mujeres en condición de pobreza o no, lo que las ubica en una situación de dependencia y vulnerabilidad.

havh

Imprimir