Ciudad

Fracasan negocios en tres bajopuentes; su renta es carísima

► Los locales se encuentran cerrados y disponibles para su arrendo, aunque lo peor es que llevan más de seis meses así, según comerciantes ◗ Afirman que las causas son las rentas elevadas o porque los negocios simplemente no tuvieron éxito

El programa de locales comerciales en bajopuentes de Circuito Interior —espacios impulsados por las autoridades capitalinas desde 2010—, fracasó en algunos puntos, como en los cruces de avenida Universidad, Eje Central y Paganini, a la altura de la Raza.

En estos sitios se encuentran cerrados y disponibles para su renta, aunque lo peor es que llevan más de seis meses así.

Según algunos comerciantes, de los que hacen hasta lo imposible por subsistir, el fracaso de muchos negocios fueron las rentas elevadas y que no “pegó” el giro —la mayoría de comida—que se les dio.

Dicen que algunos pequeños establecimientos, como los de préstamo de dinero y panaderías, tuvieron que bajar cortinas y desocupar el espacio por la falta de clientes.

Crónica realizó un recorrido por estos espacios, recuperados por el Gobierno de la Ciudad, y confirmó que muchos locales se encuentran cerrados.

Y en los que aún se encuentran abiertos, es poca la gente que los visita.

Los clientes confiesan que acceder a estos locales es muy peligroso; más de uno comentó que estos sitios a menudo carecen de iluminación y sólo cuentan con un vigilante, cuya labor se centra en lo que ocurre dentro del negocio.

Además, la comodidad resulta un factor importante, pues comentaron que los estblecimientos ubicados en los bajopuentes no cuentan con lugares de estacionamiento y si los hay, éstos se encuentran cerrados.

“Preferimos ir a una plaza comercial, donde encontramos más variedad de cosas y mucho más tranquilo a los que están sobre las avenidas”, comentó uno de los vecinos de Avenida Coyoacán, donde se encontraba un local de comida y una panadería bajo el puente.

La mayoría de personas que llega a visitar estos sitos son quienes salen de sus trabajos para comer o descansar un rato en las bancas que se encuentran a junto a los locales.

En los lugares que se encuentran cerrados, los propietarios colocaron diversos carteles con la leyenda “Se Renta”, y un número de teléfono para que los interesados puedan llamar y obtener cualquier tipo de información.

Sin embargo, el contacto está desactivado o fuera de servicio.

Esta casa editorial intentó comunicarse a distintos números telefónicos que se proporcionan; no hubo respuesta a las diversas llamadas.

Según los comerciantes que continúan trabajando en los locales, la renta está entre los 25 y 35 mil pesos mensuales, dependiendo la zona.

En algunas páginas de internet ofrecían espacios debajo de los puentes; sin embargo ya expiró el tiempo por el que se contrató el anuncio, y ya no se puede establecer conexión con ellos.

Para poder ocupar uno de estos locales, es necesario realizar el trámite directamente con las empresas concesionarias: Inmobiliarias MTY e Inmobiliaria CENTREPEC.

Y es que ni las delegaciones ni las secretarias del Gobierno capitalino están obligadas a realizar el proceso de renta.

UTILIZACIÓN. El gobierno local ha ocupado sitios estratégicos en la parte de abajo para colocar módulos de información o estaciones de policía. Éstas aprobadas por los capitalinos.

Además existen equipos de gimnasio, juegos infantiles y canchas deportivas, que sí son usadas por los ciudadanos.

Estos bajopuentes ocupan gran parte de la ciudad, desde las delegaciones Benito Juárez, Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Coyoacán, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón.

El proyecto de recuperación inició en 2010, antes eran ocupados por personas de la calle para refugiarse o como tiraderos de basura. En un principio esto fue visto por las personas como una solución para evitar problemas con la contaminación.

Este proyecto tuvo una inversión aproximada de entre 3 mil 500 a 4 mil pesos por metro cuadrado, a través de la Autoridad del Espacio Público (AEP) intenta mejorar la identidad urbana; se distribuyeron en un 50 por ciento espacios públicos, 30 por ciento áreas comerciales y 20 por ciento estacionamientos públicos o controlados.

En un inicio se planteó colocar gasolineras, pero debido a la inseguridad que ocasionaba, esa parte del proyecto no procedió.

 

Concesiones

Los bajopuentes están diseñados para peatones y son construidos por empresas privadas vía el Permiso Temporal Revocable, otorgado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Algunas de las empresas que obtuvieron las concesiones para la rehabilitación de los espacios son: Operadora Integral Urbana, Proyectos Estratégicos Bicentenario, Bajo Puentes IQ, Grupo Soac y Consorcio JIT.

Entre los comercios que se ubicaban debajo de los puentes hay tiendas Mambo, Oxxo, cafeterías Finca Santa Veracruz, tiendas +Kota, tiendas Telcel, servicios de transporte como los autos compartidos de Carrot, estaciones de Ecobici, en el área de Juan Escutia y algunos locales de servicios públicos como CFE y Tesorería.

 


Los números de contacto para pedir información sobre la renta se encuentran fuera de servicio o no existen

Imprimir