Mundo

Berlusconi cede al ultra Salvini el mando de la derecha

Tres días después de las elecciones, Silvio Berlusconi empezó ayer a aceptar su dura derrota en los comicios del domingo. En una entrevista en el diario Il Corriere della Sera, el exprimer ministro admitió el “gran éxito” de la Liga Norte, su aliado en la coalición de derechas. “En el respeto de nuestros acuerdos, apoyaremos lealmente el intento de Ma­tteo Salvini de crear un gobierno. Estoy seguro de que lo conseguirá”, expresó Berlusconi.
Así, Il Cavaliere aceptó que tendrá que ser el líder racista de la Liga y no él, quien lidere los intentos para formar gobierno, algo que, sin embargo se antoja difícil.
Al estigma que tendrá Salvini por sus posturas ultras habrá que sumar las reticencias  manifestadas por el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S), ganador de las elecciones, a la hora de formar coaliciones de gobierno.
Además, una alianza entre la derecha racista y el populismo centrista no tiene el aval del establishment italiano, que el martes sí avaló una hipotética coalición entre el M5S y el socialdemócrata Partido Democrático (PD).

Imprimir