Nacional

Revés a Napito; la Corte reconoce a otro líder minero

Ministros de la SCJN avalaron la titularidad del contrato colectivo de trabajo celebrado con empresa minera, en favor del sindicato contrario al que encabeza Napito

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a través de su Segunda Sala, asestó ayer un duro revés a Napoleón Gómez Urrutia, al validar el reconocimiento de la titularidad del contrato colectivo de trabajo al Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, celebrado con una empresa minera.

Dicho contrato estaba anteriormente en poder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que desde Canadá ostenta Napito, candidato plurinominal de Morena y Andrés Manuel López Obrador al Senado de la República.

En la sesión de este miércoles, los ministros de la Segunda Sala de la SCJN reconocieron la titularidad del contrato colectivo de trabajo celebrado con una empresa minera, en favor del sindicato contrario al que encabeza Gómez Urrutia.

El nuevo sindicato titular del contrato colectivo obtuvo una votación del 89.36 por ciento de la totalidad de los trabajadores que le dio la mayoría requerida para ese efecto.

Al respecto, el tema resuelto por la Segunda Sala se refirió a la constitucionalidad de diversos artículos de la Ley Federal del Trabajo, que establecen que la pérdida de la mayoría de los trabajadores dentro de la empresa declarada por la Junta de Conciliación y Arbitraje, produce la de la titularidad del contrato colectivo de trabajo.

Además, la forma en que debe desahogarse el recuento de trabajadores como prueba en el juicio laboral.

La Segunda Sala consideró que el hecho de que las disposiciones en comento no prohíban la intervención de los patrones en los procedimientos especiales de titularidad de contrato colectivo de trabajo, de ninguna manera implica una transgresión al principio de libertad sindical en su vertiente de libertad de asociación.

Ello, toda vez que esa intervención es referente a la situación de dichos patrones, porque aun cuando no son sus intereses los que están en juego –pues en la decisión de esa titularidad sólo tiene cabida la voluntad de los trabajadores–, lo cierto es que dicha decisión genera consecuencias aun de manera indirecta, dado que debe tener conocimiento de cuál sindicato tiene la mayoría de sus trabajadores a efecto de satisfacer de manera adecuada las obligaciones que le impone la ley.

Imprimir