Grandes avances, mucho por hacer - Diva Hadamira Gastélum | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 07 de Marzo, 2018
Grandes avances, mucho por hacer | La Crónica de Hoy

Grandes avances, mucho por hacer

Diva Hadamira Gastélum

Este año la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, se enmarca en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; agenda que considera el empoderamiento de las niñas y mujeres, así como la igualdad entre los géneros no sólo como un derecho humano fundamental, sino como la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Si bien México ha sumado significativos avances en el reconocimiento y garantía de los derechos fundamentales, humanos y políticos de las mujeres, todavía falta mucho para lograr una igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Debo subrayar que dicho reconocimiento ha sido resultado de procesos históricos, y movimientos sociales que hemos llevado a cabo las mujeres al paso de los años. Hay muchos ejemplos, pero la creación de instituciones, la conformación de diversas leyes centradas en la protección de las mujeres; además de las reformas políticas y marcos jurídicos para garantizar sus derechos humanos, igualdad de oportunidades y a vivir una vida libre de violencia, son parte sustancial de la lucha política e institucional que han marcado las mujeres en nuestro país.

Por ello, el reconocer hoy las acciones que el Estado mexicano ha realizado en favor del desarrollo y bienestar de las niñas y mujeres, nos da claridad del incremento de la participación de éstas en las diversas esferas públicas y privadas de nuestro país.

Durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, ya son más de 15 millones de becas otorgadas a niñas para evitar que abandonen sus estudios; dotándolas de herramientas para desarrollar las habilidades socioemocionales que les permitirán mejorar sus proyectos de vida.

Se han fortalecidos espacios y mecanismos para garantizar a las niñas y mujeres su acceso a servicios integrales de salud; así como su acceso a la justicia brindándoles apoyo y orientación para vivir libres de violencia. Actualmente, nuestro país cuenta con 39 Centros de Justicia para las Mujeres, 350 Centros para el Desarrollo de las Mujeres, 24 Casas de la Mujer Indígena y dos Ciudades de las Mujeres, con cuatro más en construcción.

Gracias al programa de Prospera, se han construido más de 398 mil 137 cuartos rosas para que las mujeres y las niñas cuenten con un espacio privado y seguro.

Parte importante de la administración fue la elaboración del Protocolo para Prevenir Atender y Sancionar el hostigamiento y acoso sexual en la Administración Pública Federal.

En este sentido, en el Senado de la República a través de la firma de la declaratoria Alto a la Violencia Laboral, garantizaremos espacios libres de cualquier forma de violencia, a través de la generación de condiciones laborales igualitarias entre mujeres y hombres.

El empoderamiento y liderazgo de las mujeres ha sido una de las prioridades de la administración del presidente Enrique Peña; a lo largo del sexenio se han fortalecido programas y políticas públicas para el fomento e inclusión de las mujeres en la agricultura, en la pesca y en los diversos trabajos “no tradicionales”. Gracias al programa Mujeres Pyme se han otorgado aproximadamente ocho mil financiamientos a mujeres emprendedoras.

Sabemos que la desigualdad de género ha sido una de las grandes problemáticas de la democracia paritaria, afectando no sólo a las mujeres, sino a toda una sociedad. Sin embargo, gracias a la Reforma Constitucional de 2014, se logró la Paridad de Género, la cual, además de establecer que el 50 por ciento de las candidaturas fueran ocupadas por mujeres, incorporó el criterio de fórmulas del mismo género referido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y prohibió que los partidos postularan a mujeres en zonas geográficas donde no son competitivas por estar dominadas por la oposición. Además, estableció criterios para garantizar el acceso a recursos públicos para la campaña.

Hoy, la Cámara de Diputados cuenta con una participación de mujeres del 42.6 por ciento, cifra histórica de presencia femenina en el ámbito político nacional. De igual manera, la nuestra Cámara alta integra el 37 por ciento de la participación de las mujeres mexicanas.

Parte sustancial de las Reformas Constitucionales ha sido la reforma al artículo Segundo Constitucional para que los usos y costumbres no sean un obstáculo para la participación de las mujeres indígenas en los espacios públicos y políticos de nuestro país. Hoy más que nunca, la participación política de las mujeres tiene presencia.

Lo cierto es que hemos contado con grandes avances para el desarrollo y adelanto de las niñas y mujeres mexicanas; no obstante, falta mucho por transitar para contar con una verdadera y plena igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Este 8 de marzo hacemos un llamado nuevamente para reflexionar e incrementar esfuerzos por construir y consolidar la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas y mujeres.

Y es que sólo la suma de esfuerzos nos permitirá detener la violencia que se ha generado en contra de las mujeres y las niñas. Impulsemos acciones que generen conciencia en nuestra sociedad, eliminando estereotipos de género y prácticas sexistas; trabajemos para superar prejuicios arraigados, para homologar leyes, para blindar la democracia paritaria; pero sobre todo, para hacer respetar los derechos humanos, los derechos de las mujeres.


Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara de Senadores
@DivaGastelum

Imprimir

Comentarios