Atención de la salud y oportunidades, derechos de las mujeres | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 08 de Marzo, 2018

Atención de la salud y oportunidades, derechos de las mujeres

Enfermedades como la Esclerosis Múltiple incapacitan a las mujeres durante su edad productiva.

Atención de la salud y oportunidades, derechos de las mujeres  | La Crónica de Hoy
Terminar con la discriminación laboral contra mujeres enfermas

El Día Internacional de la Mujer, es un buen momento para reflexionar sobre los avances que existen en los derechos, igualdad, justicia y oportunidades de trabajo para las mujeres. En México, como en muchos países del mundo, se ha observado un incremento en la participación laboral de las mujeres. En los últimos 45 años, la participación femenina en el país se ha triplicado y en los últimos 25 años ha crecido un 31%.

A pesar de las mejoras en derechos laborales de la mujer, aún existe discriminación contra ellas; esto se acentúa si sufren de alguna enfermedad que afecte su capacidad motora o función cognitiva como puede suceder en la Esclerosis Múltiple (EM).

En ese sentido, la Dra. Verónica Rivas, especialista en Neurología, explicó que “La Esclerosis Múltiple es una enfermedad crónica, autoinmune y multifactorial que afecta el sistema nervioso central de los pacientes produciendo alteraciones neurológicas con manifestaciones físicas y cognitivas. Afecta principalmente a mujeres de entre 17 y 35  años, justo cuando se encuentran en una de las etapas más productivas de su vida”.

Healthy Women, Healthy Economies (HWHE) es una iniciativa de la APEC (Asia-Pacific Económic Cooperation) que en 2015 tenía por objetivo impulsar el rol laboral de las mujeres para el crecimiento económico de un país, por medio de programas de mejora de la salud de las mujeres y sus familias.

La obtención de mejores resultados de salud para las mujeres, facilita su participación económica, lo cual se traduce en un mayor crecimiento económico.

Cada día existen más mujeres en México que son jefas de familia. Desafortunadamente, las altas tasas de informalidad laboral provocan que cinco de cada diez no cuenten con acceso a servicios de salud.

Si estas mismas mujeres fueran diagnosticadas con EM, es muy probable que se enfrentarían a grandes dificultades como incapacidad para seguir laborando, falta de acceso a tratamientos o a tener que desembolsar una parte importante de sus ingresos para pagarlos; en consecuencia, los ingresos de esa familia se verían afectados de forma importante.

Se estima que cerca del 50% de los pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple pueden perder su empleo en los siguientes 3 a 10 años y en algunos casos con una dependencia parcial o total de cuidadores.

“La EM es una enfermedad que requiere de una detección oportuna para ayudar a los pacientes a contar con un tratamiento adecuado, que retrase el progreso de la enfermedad, reduzca las recaídas y la discapacidad, brindando a los pacientes la posibilidad de más años laborales y una mejor calidad de vida”, agregó la Doctora Rivas, quien también funge como Coordinadora de la Clínica de Enfermedades Desmielinizantes del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

De acuerdo con una encuesta realizada en América Latina entre integrantes de diversos grupos de pacientes con EM, existe una falta de empatía por parte de la sociedad para las licencias por enfermedad por lo que se debe buscar la comprensión del gobierno y las empresas sobre las necesidades de los pacientes con esclerosis múltiple para permitir horarios flexibles en el trabajo y licencias remuneradas.

Al final del día lo que se busca por medio de iniciativas como HWHE es lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, seguridad y un mayor conocimiento y acceso a la salud para las mujeres, que permita recibir tratamientos adecuados para contar con un mejor control de la enfermedad y puedan seguir laborando. 

Tanto mujeres en empleos informales, vulnerables y/o no regulados, como mujeres con discapacidad, tienen el potencial de contribuir de un modo más integral a sus economías siempre y cuando gocen de una buena salud.

Un país sano es un país más productivo, con mayor bienestar y crecimiento económico. La falta de una inversión eficaz en el sector salud, disminuye la capacidad de reducir la pobreza y de mejorar el crecimiento y el desarrollo económico.

Imprimir