Espectáculos

Arquímedes Reyes conecta a El Salvador con México

El cantautor salvadoreño grabó el videoclip de “Lágrimas” en la CDMX

"Las calles del Centro Histórico fueron las que se eligieron para ser parte del video, son las calles en las que voy a la tortillería, al mercado y es el día a día, además de mostrar un poco de esta riqueza que tiene México, en El Salvador no hay un centro histórico como el de esta ciudad, apenas se está empezando a rescatar”, explicó Arquímedes Reyes en entrevista con Crónica.

Con diez años de radicar en México y cinco específicamente en la capital del país, el cantautor salvadoreño Arquímedes Reyes estrenó el videoclip de su sencillo “Lagrimas” que se desprende del material Sobreviviendo, publicado en 2009: “El video es de una canción que ya tiene un poco de tiempo, como artista independiente es difícil el tema de los recursos, pero después de vivir diez años en la Ciudad de México empiezas a encontrar a las personas indicadas, a la gente creativa que hay”, dijo.

El apartamento en el que vive, ubicado en el Centro Histórico, tiene vista al Claustro de Sor Juana y colinda con la calle Regina, donde la arquitectura engloba más de 500 años de historia y cultura, lo que la convirtió en el escenario perfecto para la grabación del video que estrenó a principios del año.

“Es una canción que significo mucho, nació del esfuerzo de hacer este disco, hasta mi familia metió una casa al banco para sacar un crédito, trabajé en centros nocturnos y bares haciendo coros, pude salir de esta inversión que se hizo y apenas recién estoy logrando hacer los videos, poco a poco”, comentó.

Pese a su larga trayectoria, el proyecto del cantautor apenas comenzó a tener un auge importante gracias a festivales en Estados Unidos. También por su participación en concursos de canto como Latin American Idol, Por Un Sueño y El número uno.

Este año arranca con la producción del que será su siguiente material discográfico, que llevará por nombre Bendita tierra, álbum que estará compuesto por seis canciones y que espera lanzar a finales del año. La particularidad de este disco radica en la inclusión y experimentación de sonidos prehispánicos, en un homenaje a su país natal, El Salvador.

“El nuevo material me tiene ilusionado porque es un disco grabado con instrumentos prehispánicos donde mezclo unas flautas llamadas ocarinas, pitos de barro (silbatos), un teponahuaste (parecido a una marimba) y un caracol de mar que se encontraron en una excavación, los que se fusionan con el contrabajo, acordeón, trompeta y guitarras acústicas, para hablar de elementos característicos de El Salvador”, concluyó.

Imprimir