La Esquina

En su soberbia, Donald Trump creía que, sacando a Estados Unidos del Acuerdo Comercial Transpacífico, éste iba a morir de inanición.
Se equivocó: las otras once naciones decidieron seguir adelante en su apuesta a favor del libre comercio. Ellas tendrán los beneficios de mayores mercados y mejor oferta de bienes y servicios, mientras Trump sigue con sus pasos de cangrejo.

Imprimir

Comentarios