Negocios

Trump promulga aranceles a acero y aluminio; exenta a México y Canadá

La excepción perdurará durante la renegociación del TLCAN, y amaga con quitar el benéfico de no lograrse un “acuerdo justo” para Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su política arancelaria para el acero y el aluminio y exentó de estas tarifas a México y Canadá, mientras continúan las negociaciones para buscar un acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Trump impondrá aranceles de 25% al acero y de 10% al aluminio proveniente del resto de los países con los cuales mantiene relaciones comerciales. “Canadá y México representan un caso especial. He determinado continuar las discusiones en curso y eximir las importaciones de artículos de acero de estos países de la tarifa, al menos en este momento”, dijo el mandatario estadunidense.

Afirmó que las tres naciones tienen un compromiso compartido de apoyo mutuo para abordar las preocupaciones de seguridad nacional, el exceso de capacidad global para producir acero, la proximidad física de sus respectivas bases industriales y la sólida integración económica.

Sin embargo, el mandatario mantuvo firmes sus condicionamientos respecto al TLCAN: “Si llegamos a un acuerdo, lo más probable es que no le cobremos esos aranceles a esos dos países”, indicó.

Trump afirmó que para el resto de las naciones los aranceles son necesarios como una política de seguridad nacional, a fin de proteger a la industria acerera estadunidense, la cual ha sido objeto de tratos injustos: “La industria del acero y el aluminio en EU ha sido devastada por prácticas comerciales extranjeras agresivas. Es una verdadera agresión contra nuestro país”, comentó.

“Tendré derecho a subir o bajar (el arancel), dependiendo del país y tendré derecho a abandonar países o agregar países. Solo queremos equidad porque no hemos sido tratados justamente por otros países”, abundó.

Trump dijo que las importaciones extranjeras y el dumping, una práctica desleal que consiste en vender un producto por debajo de su precio normal o su costo de producción, han llevado a “cerrar plantas y fábricas” y el despido de” millones de trabajadores”, aumentando las pérdidas de empleos en esas industrias.

Imprimir