Negocios

EU renunció a mantener su hegemonía comercial

Como promesa en sus primeros 100 días en el poder, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) en enero de 2017. La noticia fue un revés a la apertura comercial global ya que se trataba de un tratado acordado en febrero de 2016 por 12 países que, juntos, representaban el 40% de la economía mundial.
El argumento de Trump fue que “(El TPP) es un desastre potencial para nuestro país. En cambio, negociaremos acuerdos comerciales bilaterales que generen empleos e industria en EU otra vez”.
Durante años, Pekín escuchó decir a la administración del demócrata Barack Obama, que el acuerdo era una manera de formalizar el liderazgo estadunidense en Asia.
China no estaba incluida en el cuerdo y Obama hizo todo lo posible para recordar que eso no era casualidad. El TPP era una parte esencial del “eje estratégico” en Asia de la administración Obama.

Imprimir