Mundo

EU no hizo "ninguna concesión" para diálogo con Corea Norte: Pence

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró hoy que su Gobierno no hizo "ninguna concesión" para lograr que Corea del Norte accediera a negociar, y atribuyó ese avance a la estrategia del presidente estadounidense, Donald Trump, para "aislar" al régimen norcoreano.

"Los norcoreanos van a venir a la mesa negociadora a pesar de que Estados Unidos no haya hecho ninguna concesión, y de que, trabajando de cerca con nuestros aliados, hemos aumentando constantemente la presión al régimen de Kim" (Jong-un), dijo Pence en un comunicado.

"El deseo de Corea del Norte de reunirse para discutir sobre la desnuclearización, al tiempo que suspende todas las pruebas nucleares y de misiles, demuestra que la estrategia del presidente Trump para aislar al régimen de Kim está funcionando", argumentó.

El vicepresidente se pronunció así un día después de que el Gobierno surcoreano anunciara que Trump y Kim se reunirán antes de finales de mayo, en lo que supondría el primer encuentro cara a cara de la historia entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte.

"Nuestra determinación es firme y nuestra política sigue siendo la misma: todas las sanciones siguen estando en pie y la campaña de presión máxima continuará hasta que Corea del Norte dé pasos concretos, permanentes y verificables para acabar con su programa nuclear", afirmó Pence.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo hoy desde Yibuti que cree que aún llevará "algunas semanas" fijar la reunión entre Trump y Kim, y que él cree que aún es pronto para mantener "negociaciones", pero no para "conversar" con Corea del Norte.

El anuncio sobre la reunión lo hizo el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, quien se reunió con Trump en la Casa Blanca para transmitirle un mensaje de Kim Jong-un, a quien había visto el lunes en Pyongyang.

Aunque algunos informes de prensa indicaron que Chung Eui-yong había entregado a Trump una carta de Kim solicitándole la reunión, fuentes de la Casa Blanca negaron la noche del jueves la existencia de esa misiva, y aseguraron que el funcionario surcoreano transmitió verbalmente a Trump las intenciones del líder norcoreano.

Chung también dijo que Corea del Sur, EE.UU. y el resto de aliados mantendrán "la presión" diplomática y económica "hasta que Corea del Norte cumpla sus palabras con acciones concretas".

Imprimir