Mundo

Convoy humanitario entregó ayuda en Guta Oriental, a pesar de la violencia

Personasl de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja recorren calles de la devastada Guta para entregar ayuda a la población.

Un convoy humanitario integrado por 13 camiones logró ayer repartir ayuda alimentaria en Guta Oriental, el principal feudo opositor del régimen de Bachar al Asad, a las afueras de Damasco y objetivo de una ofensiva gubernamental, pese a la continuación de la violencia en la zona.

La caravana, organizada por la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Siria, distribuyó 2 mil 400 paquetes de comida suficientes para 12 mil personas durante un mes, así como 3 mil 248 bolsas de harina en la ciudad de Duma, en Guta Oriental.

BOMBARDEOS. Poco después de haber cruzado a esa región, asediada por las fuerzas gubernamentales sirias, y cuando el convoy se dirigía a Duma, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) denunció que se registraron bombardeos por parte de aviones no identificados contra esta localidad y la población de Yisrín.

Como consecuencia de los ataques en Yisrín, al menos seis civiles perdieron la vida, agregó esa fuente.

En un comunicado, la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU en Siria (OCHA) explicó que “después de que el equipo entró ayer en Duma, se reanudaron las hostilidades poniendo en peligro la operación”.

VÍCTIMAS. Por otra parte, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que ha recibido más de mil muertos y 4 mil 800 heridos en el sitiado Guta Oriental, en solo dos semanas, destacó la cadena CNN.

MSF señala que los números —empezando desde el inicio del último ataque del régimen sirio el 18 de febrero hasta el 4 de marzo— son “subestimados” y no incluyen los datos de todos los centros médicos de MSF o de los centros gestionados por otras organizaciones humanitarias.

DESNUTICIÓN. Quince de las 20 instalaciones de MSF fueron bombardeadas en la ofensiva gubernamental, según la ONG.

“MSF repite con urgencia su llamado para que se implante un cese del fuego inmediato y se permitan los suministros médicos en el área sitiada para tratar a los enfermos y heridos”, señala la organización.

Además del triste número de muertos, cada vez hay más informes de desnutrición y muchos ciudadanos viven en sótanos mal equipados para evitar los incesantes bombardeos.

Imprimir