Narran en teatro el abandono que padecen las mujeres encarceladas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 09 de Marzo, 2018

Narran en teatro el abandono que padecen las mujeres encarceladas

Minotauro es un monólogo que emerge de una investigación en centros penitenciarios, dice la dramaturga y actriz Patricia Yáñez ◗ También es una reflexión sobre “nuestros propios encierros”, añade

Narran en teatro el abandono que padecen las mujeres encarceladas | La Crónica de Hoy
Una de las escenas de Minotauro.

Las distintas formas de vivir la libertad, la metáfora del encierro y el abandono que viven las mujeres en la cárcel son algunos de los temas abordados en Minotauro, monólogo escrito, dirigido y actuado por Patricia Yáñez.

En entrevista, Patricia Yañez comenta que su creación es resultado de una investigación en centros penitenciarios como El Hongo y Santa Martha Acatitla, en donde impartió talleres durante un año, tiempo en el que pudo recopilar dibujos y anécdotas.

“Es un monólogo desde distintas voces penitenciarias, que abordan la condición de encierro y todo lo que se deslinda a partir de esta condicionante. Se tocan temas como el amor, la muerte, la soledad y el abandono”.

La dramaturga señala que luego de hacer un trabajo curatorial, creó la historia de Tori, un ser mitad toro y mitad mujer, con lo cual también se relaciona con el mito griego, para generar una metáfora sobre “cómo los seres humanos tenemos encerradas a nuestras bestias, demonios y el laberinto es todo aquello de lo que nos avergonzamos”.

Yañez indica que uno de sus objetivos es reflexionar sobre las implicaciones de “nuestros propios encierros”, los cuales están sin haber cometido un crimen, y así analizar cómo poder dominar “a nuestras bestias y demonios”.

Durante los talleres, la dramaturga recurrió a cuentos como La casa de Asterión, de Jorge Luis Borges; Instrucciones para llorar y Conservación de los recuerdos, de Julio Cortázar, para que las personas pudieran realizar dibujos, bitácoras y relatos.

“El texto es la reunión de todo este entramado que evita, en la medida de lo posible, enjuiciar a alguien o algo, finalmente lo que queremos es mostrar la condición de encierro, y estos textos sacan a la luz algo más, no es el juicio sobre un acto”.

Al ser cuestionada sobre cuál es la necesidad de darle voz a las personas privadas de su libertad, Yañez sostiene que se trata de “un medio de expresión indirecto”, vital para que desde la cultura obtengan herramientas para su reinserción social.

“Allá adentro ya se ha perdido todo, ya no hay nada qué ganar y lo humano se detona. De alguna manera, las voces se manifiestan en escena”, añade la actriz, además de señalar que esperan mostrarles a todas esas personas que fueron parte del proyecto, del trabajo final, e incluso que el texto forme parte de la biblioteca de los centros penitenciarios.

“Está por verse si el espectáculo llega a los centros penitenciarios. A la sociedad (de afuera) les quiero mostrar las distintas formas de vivir la libertad, la libertad se halla en las cosas más mínimas, en una sopa caliente, en una cama, la libertad radica en los pequeños detalles”.

Patricia Yañez agrega que hay diferentes tipos de encierro, como los mentales, emotivos, los provocados por el estrés, la obsesión. Además, quiere evidenciar la situación del abandono que viven las mujeres en situación de cárcel.

“Son más abandonadas que los hombres. En días de visita, las cárceles de hombre están abarrotadas, pero las mujeres no son visitadas. Como sociedad debemos reflexionar qué pasa con la mujer cuando comete un crimen, algo que el hombre no vive igual”.

Patricia Yañez enfatiza en la importancia del tema, por la “sociedad fracturada por la violencia”, por lo que su propuesta no ofrece respuestas, sino que, dice, hace reflexionar sobre la sociedad para ver “cómo podemos resarcir el tejido social. Todos somos potencialmente criminales pero dominamos a nuestras bestias”.

Minotauro estará hasta el 15 de abril en la Sala CCB, del Centro Cultural del Bosque. Duración: 60 Minutos. Boletos $80.

 

Imprimir