Deportes

Pese a triunfar Serena cree estar un poco oxidada

Poco más de un año pasó entre aquella final que le ganó a su hermana Venus en el Abierto de Australia (enero de 2017) y este regreso, también triunfal de Serena Williams en la primera ronda de Indian Wells. La estadunidense exnúmero uno del mundo venció a la kazaja Zarina Diyas por 7-5 y 6-3 y dio el primer paso en un torneo que ya ganó en 1999 y 2001.

Serena, alejada de las canchas por el nacimiento de su hija Olympia Ohanian, supo manejar el partido y con la victoria ante Diyas se aseguró los primeros puntos del año para del ranking  de la WTA.

“Estoy un poco oxidada pero no importa, estoy aquí en este viaje haciéndolo lo mejor que puedo. Cada día será un desafío. Sé que me sobrepondré”, dijo la menor de las Williams”. Su siguiente rival será Kiki Bertens.

Imprimir