Mundo

La NRA demanda a Florida por la ley que limita venta de armas

La Asociación Nacional del Rifle argumenta que la norma es una “afrenta” a la Segunda Enmienda de la Constitución

La NRA y el estado de Florida se enfrascan en una lucha por el control en la venta de armas.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés) presentó ayer una demanda federal contra la ley de control de armas, sancionada horas antes por el gobernador de Florida, Rick Scott, en respuesta a la masacre que cobró 17 vidas en una escuela secundaria de Parkland el pasado 14 de febrero.

La NRA, que presentó su escrito en la Corte federal del Distrito Norte de Florida, busca bloquear las restricciones de edad para la compra de armas establecidas en la nueva ley en este estado al considerar que es una “afrenta” a la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas.

EDAD. “Destruye por completo el derecho de los adultos respetuosos con la ley entre las edades de 18 y 21 años a tener y portar armas”, manifestó la poderosa asociación, que ya había expresado su “decepción” por la norma firmada por Scott.

La ley, aprobada días atrás por ambas Cámaras, de mayoría republicana, eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas en el estado, e impone un período de espera de tres días para la mayoría de las compras de armas de largo alcance, entre otros aspectos.

Scott señaló ayer que la nueva ley equilibra los derechos individuales con la necesidad de seguridad pública y representa un “ejemplo para todo el país” de que el gobierno puede actuar rápido.

DESAFÍO. La norma supone un desafío a la poderosa NRA, que tradicionalmente apoya campañas políticas de republicanos al estar alineada con sus políticas.

El director ejecutivo del Instituto de Acción Legislativa de la NRA, Chris Cox, manifestó que se requiere “una acción rápida para prevenir que los adultos jóvenes en la Florida sean tratados como ciudadanos de segunda clase cuando se trata del derecho a tener y portar armas”.

Falta el aval

EU presenta reglamento para la prohibición de aceleradores de disparos

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó ayer formalmente una propuesta de regulación para prohibir los aceleradores de disparos, conocidos como bump stocks, unos dispositivos que aumentan la velocidad de tiro de las armas.

El presidente, Donald Trump, firmó en febrero pasado un memorándum en el que recomendó al fiscal general, Jeff Sessions, impulsar una medida que declare ilegales estos aceleradores de disparos.

Este reglamento, que ahora debe ser aprobado por la Oficina de Gerencia y Presupuesto federal (OMB, en sus siglas en inglés) antes de su publicación, no requiere el visto bueno del Congreso para entrar en vigor.

La medida, según el propio departamento, prohibirá la posesión, venta y fabricación de los aceleradores de disparos.

La decisión de prohibir este tipo de dispositivos tiene la oposición de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Imprimir