Bienestar

El Cáncer de piel se puede evitar

Las partes del cuerpo más afectadas por cáncer de piel son cara, pabellones auriculares, manos, pies y uñas.

Bloqueador, lentes, sombrero y ropa delgada, protegen la piel

Vienen las vacaciones de Semana Santa, pero también con la llegada de la primavera se incrementa el calor, lo que además de ser agradable también puede ser un factor importante para desarrollar cáncer de piel y otras enfermedades dermatológicas.

La doctora Gladys León Dorantes, Presidenta de la Fundación, destacó que “la fotoprotección cumple la función de proteger y preservar la función de la piel contra los daños del sol; no obstante, el uso de protectores solares es una práctica poco frecuente en México pues sólo uno de cada diez mexicanos lo emplea diariamente”.

Las partes del cuerpo más afectadas por cáncer de piel son cara, pabellones auriculares, manos, pies y uñas. En las últimas dos décadas el cáncer de piel ha incrementado su incidencia en personas jóvenes –menores de 30 años– con un predominio en mujeres, con 67% de los casos, debido al incremento en la exposición a la radiación ultravioleta que, entre otros factores, se asocia al gusto por el bronceado (solar o por camas de bronceado).

Es importante saber que el daño del sol es acumulativo, el 70% de daño se adquiere entre los 18 y 20 años, y que los daños van, desde envejecimiento prematuro, quemaduras, melasma o paño, manchas en la piel, hasta cáncer. Lo malo es que solamente una de cada 10 personas reporta usar bloquedador o protector solar todos los días, y aunque hay más exposición al sol en la playa o lugares con albercas, incluso en la ciudad se  recomienda su uso, es importante también proteger la vista con el uso de lentes que filtren los rayos UV, el uso de ropa que proteja brazos, y de sombreros para proteger el rostro, y tener especial cuidado con niños y adultos mayores.

La Fundación recomienda evitar realizar actividades al aire libre entre las 10:00 y las 16:00 horas, el horario con mayor radiación solar, así como utilizar protector media hora antes de exponerse al sol y reaplicar cada cuatro horas en el día a día –incluso si está nublado– y cada dos o tres horas cuando se está de vacaciones en lugares con fuerte radiación solar y si estamos en piscina o playa.

Imprimir