Quemaduras en niños, causa de muerte y discapacidad | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 13 de Marzo, 2018

Quemaduras en niños, causa de muerte y discapacidad

Las quemaduras dejan lesiones que marcan la piel y afectan la autoestima

Quemaduras en niños, causa de muerte y discapacidad | La Crónica de Hoy
Evita que los niños se expongan a a sufrir quemaduras

Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo, comúnmente localizada en la piel a causa de líquidos calientes, fuego, electricidad, químicos o rayos solares.

“Las quemaduras son siniestros que se producen por la exposición a actividades de riesgo; tales como: exposición al fuego, falta de medidas de seguridad adecuadas, tareas domésticas, acceso fácil a químicos utilizados como ácidos, uso de parafina como fuente de combustible y medidas inadecuadas para el manejo del gas”, explicó la Dra. Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

A escala mundial, las actividades de riesgo que generan entre el 85 y 90% de los traumatismos, intoxicaciones y quemaduras son: la falta de cultura preventiva, la pobreza y la falta de normatividad que reduzca las actividades de alto riesgo. En 2008, el Sistema de Información de Salud reportó que las quemaduras ocuparon el lugar 13 de causas de defunción.

“Las principales causas de quemaduras son: la exposición al fuego, faltas de medidas de seguridad adecuadas, tareas domésticas, acceso fácil a químicos utilizados como ácidos, uso de parafina como fuente de combustible y medidas inadecuadas para el manejo del gas”, indicó la dermatóloga.

El estado que atiende más pacientes por quemaduras es la Ciudad de México, seguido de Jalisco y Tlaxcala en el último lugar. De acuerdo con el Consejo Nacional Para la Prevención de Accidentes, las quemaduras son la tercera causa de muerte en niños mexicanos. En 2013, 7 mil 275 muertes se suscitaron en menores de 20 años de edad a causa de quemaduras.

Para entender las quemaduras, debemos saber que la piel tiene varias capas, las más superficiales son epidermis y dermis. Dependiendo de la profundidad, las quemaduras se pueden dividir en: primer grado, segundo grado superficial, segundo grado profundo y tercer grado.

“Hay que tomar en cuenta que las quemaduras que afectan manos, pies, genitales, articulaciones, cara y cuello se les clasifica dentro de las quemaduras graves porque son zonas muy delicadas”, recalcó la experta. 

Una quemadura de primer grado afecta sólo a la epidermis, provoca rojez y ampollas, no deja cicatriz y suele curarse de 3 a 5 días. Las quemaduras de segundo grado superficial destruyen la epidermis y hasta un 50% de la dermis; provocan un rojo brillante en la piel, dolor, ampollas grandes, flictenas, piel húmeda y posteriormente cicatriz o disminución en la pigmentación; el tiempo de curación es mayor a 7 días.

“Cuando nos enfrentamos al siniestro, lo primero que se tiene que hacer es atender a la persona quemada con completa higiene ya que de lo contrario podríamos infectarlos, después se tiene que enfriar la zona de la quemadura con agua tibia a fria (25º C) durante unos 30 minutos. La aplicación del agua tiene que ser inmediata, ya que está comprobado que después de dos minutos carece de efecto. Se debe aplicar alguna crema antiséptica y se cubre la quemadura con una gasa o paño limpio para aislarla del ambiente”, puntualizó la Dra. Jatziri Chávez.

Las quemaduras de segundo grado profundo afectan más del 50% de la dermis; podemos reconocerlas por cambios en la coloración de la piel que pueden ir del rojo muy oscuro a un blanco sal y pimienta, precisa de 2 a 3 semanas de curación, requieren de un tratamiento con injertos y existe un riesgo importante de cicatrices retráctiles o infección.

“Si ofrecemos primeros auxilios al afectado, por ningún motivo debemos aplicar pomadas, cremas, pasta de dientes, apretar el vendaje, enfriar demasiado al paciente, dar agua, analgésicos y nada por vía oral. No hay que dejar sola a la persona, si hay ropa de por medio no retirarla ya que podríamos arrancar la piel y tampoco se debe demorar el traslado a un hospital.”, exhortó la especialista.

Las quemaduras de tercer grado son las peores, afectan a todas las capas de la piel e incluso pueden llegar hasta el hueso. Tiene una apariencia aperlada, ya carbonizada en algunos casos. No son dolorosas ni tienen ampollas, adoptan una postura muy seca y tardan varios meses o años en curar.

“Hay que vigilar las quemaduras, si es extensa y sobre todo si tratamos con niños o ancianos hay que dirigirnos inmediatamente a un hospital. Si es una lesión más pequeña se puede realizar el tratamiento en casa, siempre y cuando contemos con gasas estériles, tijeras, agua estéril, apósitos secos y solución para cubrir la herida”, informó la doctora.

Prevención
 

Pon los mangos de las sartenes y de las cazuelas hacia adentro, de manera que no sobresalgan de la encimera de la cocina.

Ten precaución con la temperatura de los líquidos que calientes en el microondas; pueden estar a mayor temperatura que el recipiente que los contiene.

No trasvases líquidos calientes al abrirlas sale gas o huele mal, tíralas, no consumas el producto que contienen.

Enseña a los niños el manejo del fuego y su peligro. No dejes nunca cerillas, mecheros o cigarrillos encendidos a su alcance.

Regula y comprueba la temperatura del agua siempre antes del baño.

No acerques objetos combustibles (cortinas, alfombras...) a estufas, calefactores o chimeneas y asegúrate de que aquéllas funcionan correctamente (llama de color azulado).

Cuando manipules aparatos eléctricos, asegúrate de que están desenchufados. Tócalos siempre con las manos secas.

Primeros auxilios

Lo primero es apartar la fuente de calor que ha causado la quemadura (tapar la sartén si ha prendido fuego, desenchufar la plancha...).
 
Enfriar la quemadura inmediatamente, echando sobre la zona afectada un chorro suave de agua fría, durante 10 ó 15 minutos, o más si continúa el dolor.
 
Si el dolor persiste, aparecen ampollas (con un líquido claro en su interior), la zona afectada tiene el aspecto de estar "carbonizada", o el tamaño de la quemadura es superior al de la palma de la mano de la víctima, acude a un centro sanitario.
 
No sobrecargues los enchufes conectando a la vez varios electrodomésticos de gran consumo en ellos. Ponles protectores si hay niños pequeños en la casa.

Imprimir