Mundo

Trump echa a Tillerson para radicalizar la cancillería

Anuncia, a través de Twitter que prescinde del empresario moderado y lo cambia por el jefe de la CIA, el radical Mike Pompeo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió ayer abruptamente a su secretario de Estado, Rex Tillerson, para sustituirle por el director de la CIA, Mike Pompeo, con el fin, según dijo, de rodearse de aliados incondicionales de cara a su cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, prevista para mayo.

Después de casi un año de tensiones con Tillerson, Trump cesó a su titular de Exteriores de forma fulminante y sin aviso previo. “Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias Rex Tillerson por su servicio!”, se limitó a expresar Trump a través de su cuenta en Twitter.

Además, el mandatario republicano agregó que Gina Haspel tomará el relevo de Pompeo al frente de la CIA, y destacó que será la primera mujer en el puesto.

Tillerson no pudo hablar con Trump hasta el mediodía, casi cuatro horas después de que el presidente anunciara su despido, según explicó él mismo a periodistas en la sede del departamento de Estado.

SIN EXPLICACIONES. El subsecretario de Estado para la Diplomacia Pública, Steve Goldstein, emitió un comunicado explicando que Tillerson “desconoce la razón” de su cese y que “tenía toda la intención de seguir” en el cargo. Tras este comunicado, Goldstein también fue despedido.

El diario The New York Times publicó que las únicas explicaciones que recibió Tillerson fueron una llamada que recibió la madrugada del sábado, mientras estaba de gira en África, en la que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, le pidió acortar su viaje y le alertó de que podría ser citado en un tuit de Trump.

DESACUERDO Y TENSIÓN. Exjefe de ExxonMobil, Tillerson llegó a secretario de Estado en parte gracias a sus buenas relaciones con el presidente ruso, Vladímir Putin, pero terminó siendo una de las voces más duras contra Moscú. Además, Tillerson, de perfil claramente moderado, respaldaba el pacto nuclear con Irán, el cual Trump considera “terrible”.

REACCIÓN EN MÉXICO. El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, consideró que México sabrá trabajar con el nuevo equipo diplomático de EU, mientras que su homólogo del PRD, Luis Sánchez, lamentó el cese, porque, dijo, Tillerson era un dique contra las políticas antimexicanas de Trump.

Imprimir