Deportes

GGG explota contra Canelo

Porque le permitirán pelear el próximo 5 de mayo, a pesar de haber dado positivo en doping por la sustancia clembuterol

El kazajo Gennady Golovkin dio finalmente su opinión sobre el permiso al mexicano Saúl Canelo Álvarez para que éste, pese a su reciente positivo por clembuterol, se mida a él el próximo 5 de mayo en Las Vegas, en la revancha del nulo espectáculo que ambos púgiles protagonizaron el pasado año. GGG no oculta su enfado sobre el hecho de que Canelo tenga permiso para pelear.

“Es una situación terrible, yo pensé que la pelea se cancelaría. Soy un atleta, un atleta profesional. Para mí, como boxeador, si alguien ha dado positivo, se cancela. No importa si es en dos meses. Soy un boxeador y es una situación peligrosa”, dijo el rival de Saúl.

Los niveles de clembuterol del positivo del mexicano no son tan elevados como para pensar en cancelar la pelea ante Golovkin. Esa es la postura del Consejo Mundial de Boxeo, nada propicio a cancelar una pelea que se espera sea un nuevo río de millones e impacto mediático. El CMB tampoco ha detenido la presentación la próxima semana del cinturón que le será entregado al ganador de esta revancha. Y su presidente, Sulaiman, ha “comprado” sin reservas la versión de la ingesta de carne enriquecida con clembuterol que se ha ofrecido desde el entorno de Álvarez.

Abel Sánchez, el preparador mexicano de Golovkin, no pierde ocasión de “rematar” a Canelo. Primero, desde el punto de vista deportivo: “Lo único que puedo decir es que después de la primera pelea los fanáticos no abucheaban a Gennady Golovkin. La revancha tomó mucho tiempo porque Canelo tarda mucho en sanar y tenía muchos recuerdos de la primera pelea”, afirmó. Después, por el permiso al mexicano para pelear tras su positivo: “Es algo inexplicable que sus entrenadores, siendo carniceros permitieron algo así”, ironizó Sánchez.

Imprimir