Nacional

Reubican 48 mil colonias de coral para construir el Nuevo Puerto de Veracruz

Para el cumplimiento a normas ecológicas participan pescadores que antes se oponían al proyecto ◗ También intervienen biólogos y oceanógrafos

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Con la activa participación de 153 pescadores veracruzanos, se rescataron y reubicaron 48 mil colonias de coral en un trabajo conjunto con biólogos y oceanógrafos. Las labores forman parte del cumplimiento de los requerimientos ecológicos que implicaron la construcción del Nuevo Puerto de Veracruz.

La construcción de un nuevo puerto se debió aparejar al trabajo de crear consenso entre quienes realizan labores productivas. Los pescadores que ayudaron a rescatar el coral, originalmente se oponían al proyecto.

Después de un proceso de mesas de trabajo y consulta de los habitantes, la Administración Integral Portuaria (API) formó un Comité Técnico Asesor, que a través de la contribución de especialistas de la UNAM, IPN y la Universidad Veracruzana, supervisa que sean llevadas a cabo las 103 medidas de mitigación ambiental requeridas para que entre en funcionamiento el puerto.

Ésta es la medida ecológica más importante de la megaobra que intenta regresar a Veracruz el grueso del tráfico de mercancías que perdió debido a que sus instalaciones quedaron rebasadas. Los mayores barcos de contenedores del mundo podrán atracar otra vez allí.

La actividad del puerto, el tránsito rápido de los contenedores hacia su destino tierra adentro, será el equivalente a 12 puertos actuales. Una vez más, Veracruz será la puerta marítima de entrada a México.

PESCADORES. Los pescadores, quienes en un inicio se negaban a la construcción de la gran obra de ingeniería marítima, fueron más tarde capacitados para ser parte del equipo de salvamento de los corales.

Quienes participaron en la labor de reunicación del coral realizaron 3 mil viajes;  además de las colonias de coral, se reubicó a especies marinas de lento desplazamiento.

Anémonas, erizos y pepinos marinos, todos habitantes de esta zona marítima, han sido objeto de los cuidados de los pescadores participantes y los equipos de especialistas que los guían en esta labor de salvaguarda ecológica. Trasladados de Punta Gorda al litoral de El Rincón, los corales fueron extraídos, recolectados en taras, transportados en contenedores con muestras de agua que se encontraba circulando, y habiendo llegado al punto de reubicación fueron colocados en el fondo marino con cemento especial.

No sólo eso, también se ha realizado un monitoreo en tiempo real para la contención de sedimento de la obra portuaria con el fin de garantizar que no obstruya el paso de luz solar. Si esto ocurre,  podría implicar la muerte de los corales.

Asimismo, han sido colocadas 40 estaciones que registran la calidad del agua (miden los niveles de fosfatos, oxígeno disuelto, nitratos y nitritos). 

Otras de las medidas han implicado la reubicación del basurero a cielo abierto de Veracruz, ya que liberaba lixiviados (pequeñas partículas que se precipitaban al mar), en tanto que  se está realizando el tratamiento de las aguas negras del vertedero de Veracruz.

Imprimir