Gran cine, abogados y alto periodismo (1) - Sergio González | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 13 de Marzo, 2018
Gran cine, abogados y alto periodismo (1) | La Crónica de Hoy

Gran cine, abogados y alto periodismo (1)

Sergio González

La película The Post (Spielberg, 2017) se inscribe en una larga tradición de obras maestras de la cinematografía mundial; de esas que a partir de hechos reales describen la condición humana frente al poder desde el punto de vista de la lucha por la defensa de los derechos y del combate al poder arbitrario.

Entre las grandes películas sobre la batalla por la libertad de expresión, podemos señalar Spotlight (McCarthy, 2015) que nos mostró la confrontación del periódico Boston Globe con el alto clero católico y sus aliados seglares, por dar a conocer prácticas pederastas y traer a cuentas a los responsables y sus cómplices. Igualmente, Todos los Hombres del Presidente (Pakula, 1976) en la que el propio diario Washington Post destapó el escándalo Watergate, que le costó la presidencia a Nixon.

La película es el recuento, generalmente fiel, del momento en el que el diario se encontraba en medio de un repentino proceso sucesorio por la muerte del dueño y el ascenso de su viuda a la dirección, en una coyuntura en la que el periódico enfrentaba dificultades económicas y de operación, que lo ponían al borde de la irrelevancia.

A pesar de la borrasca, su directiva decidió enfrentar a Nixon al dar a conocer documentos clasificados del Departamento de Defensa, que daban cuenta de la verdadera situación bélica en Vietnam, muy distinta a la que se difundía oficialmente.

En una subtrama, podemos ver la extraordinaria transformación de la nueva dueña, Katharine Graham, de ama de casa aherrojada por el mundo corporativo en el que es casi la única mujer y presionada por el personal editorial, a severa y audaz directora de la empresa periodística que heredó de su marido, dispuesta no sólo a enfrentar y derrotar sus propios miedos sino al Presidente de su país.

A lo largo del centro de la película, discurren ires y venires jurisdiccionales que alcanzan la Suprema Corte, que termina dándole la razón al periódico en sus demandas de seguir publicando sus hallazgos y ordenándole al gobierno federal abstenerse de impedirlo.

Y por esta razón, The Post deja de ser una película sólo sobre el periodismo contemporáneo de altos vuelos; es también una muestra más de la trascendencia social y política de la profesión jurídica y una relatoría excepcional de la evolución judicial del vecino país ante los dilemas interpretativos que presenta el choque estruendoso entre los principios de la libre manifestación de las ideas y los valores que la seguridad nacional afirma proteger.

En esa misma línea del abogado que enfrenta al poder sólo con su pericia jurídica y la ley en la mano, podemos mencionar Matar un ruiseñor (Mulligan, 1962), sobre la batalla por el derecho al debido proceso y contra el prejuicio racista; Filadelfia (Demme, 1993), sobre la lucha por la igualdad y contra la discriminación por condición de salud y/o de preferencia sexual; y Erin Brockovich (Soderbergh, 2000), sobre la guerra por el derecho a la salud y contra la contaminación negligente de las grandes corporaciones. Avanzaré en entrega posterior.


@El_Consultor_
gsergioj@gmail.com

Imprimir

Comentarios