Sin duda... El Diablo está en los detalles - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 14 de Marzo, 2018
Sin duda... El Diablo está en los detalles | La Crónica de Hoy

Sin duda... El Diablo está en los detalles

Marielena Hoyo Bastien

Otro chimpancé muerto ¿repentinamente? en los zoológicos 

de la CDMX. Esta vez le tocó la baja al de San Juan de

Aragón, y aunque esté mal que así lo exprese… para como  

la especie sobrevive ahí no puedo más que pensar:

uno menos padeciendo.

Cuenta la mentirosilla e imaginativa Directora General del

área, que el 20 de febrero TAMBA fue agredido por la

hembra JULY, motivo por el cual y para recuperarlo se

decidió separarlo del grupo, lo que a fin de cuentas resultó 

en un mal mayor, pues tan “ortodoxa” funcionaria no tomó

en cuenta el potencial estado de depresión que tal medida

obraría en el viejo primate, muerto para el día 5 de este mes.

La causa, según, apunta hacia un problema cardíaco, que de

conformidad a los “expertos” es el más común en estas

criaturas cuando están bajo cautiverio. Bueno sería entonces,

que si de verdad era tan querido el ejemplar, la SEDEMA de

Tanya Müller abriera un micrositio similar al de BANTÚ en su

página electrónica, mostrando con total transparencia el

expediente clínico del animal, permitiéndonos de esa forma

conocer qué tipo de atención preventiva recibió el simio en

tiempos recientes, como para no haber previsto el desenlace,

máxime su avanzada edad.

¿Apostamos a que optarán por dejar el caso al olvido?

 

Y en tema mucho más agradable, les participo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes emitió una Norma Oficial Mexicana de Emergencia (NOM-EM-121-SCT3-2017, con duración de 6 meses, y de requerirse, con una prórroga única para otros 6), que regula desde el pasado 9 de marzo el transporte aéreo de los animales domésticos y DE SERVICIO, en vuelos públicos de pasajeros. Bien, porque tal se elaboró para atender las disposiciones de las más recientes adiciones y reformas a la Ley de Aviación Civil, que entre otros puntos y a través del artículo Tercero Transitorio, daban un margen de 180 días para la creación de herramientas normativas para atender la materia, pero… ¿qué me gusta y qué me preocupa o inquieta del tema?; veamos…

En primera instancia, me satisface enormemente que los concesionarios o permisionarios quedan o-bli-ga-dos a observar EN TODO MOMENTO trato humanitario (en el buen sentido interpretativo del término, además definido, aunque de manera incompleta por haber prescindido de la esencial referencia “ELIMINAR”) hacia los animales, y que al igual, el pasajero que viaje junto al ejemplar contará con “un alto nivel de información” que le permita incluso conocer opciones o tomar alternativas en caso de necesitarlas, así como estar al tanto de sus derechos y los de su fauna acompañante.

Otra disposición que me encantó, es que aparte de destacar atención explícita para los animales de servicio (generalmente perros), fueron tomados en cuenta, asimismo para viajar EN CABINA DE PASAJEROS (con ciertas restricciones por seguridad, no especificadas), aquellos de apoyo emocional que como está documentado, pueden ser perros y gatos… pero también pavos o conejos o hámsteres, y váyase a saber qué otras especies más, partiendo de que la NOM no emitió Apéndice Informativo con el listado. Al respecto y para mayor satisfacción, estas criaturas viajarán sin cargo alguno. ¡Ajúa!

Eso sí, no me quedó claro si particularmente los animales de servicio y/o de apoyo emocional que encajen en la descripción de “animales domésticos” deberán ser transportados en contenedores, lo que en el caso de los perros guía (que no “lazarillos” como fueron referidos) no es opción viable, tanto por la cercanía que deben guardar con el usuario, como porque suele tratarse de individuos de talla grande, no omitiendo recordar la existencia de los caballos miniatura, que igualmente son entrenados para ser los ojos de algunas personas invidentes. El resto de requisitos, como es la parte sanitaria de vacunas y desparasitaciones, va pareja para todos y sin discusión, aunque llamó mi atención que solamente se puntualice en la vacuna contra la rabia, por cierto y curiosamente sin encontrarla OBLIGADA en ninguna legislación o normatividad mexicanas, y a cambio no detallen otras importantes.

El ordenamiento, que aplica para todo permisionario o concesionario que opere en el país, contiene definiciones y disposiciones radicales que preocupan, pero de las que a falta de espacio me podré ocupar hasta el próximo miércoles.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios