Nacional

La PGR no ejercerá acción penal contra César Duarte por lavado

Determina que no hay elementos para procesarlo por operaciones de recursos ilícitos, delito bancario y defraudación fiscal. Aclara que se mantienen las indagatorias en Fepade y Fiscalía de Chihuahua

La Procuraduría General de la República decidió el no ejercicio de la acción penal contra el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, en los casos de denuncias federales relacionadas con operaciones de recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal. Esto no abarca las indagatorias de delitos electorales ni las carpetas de investigación que la Fiscalía de Chihuahua abrió contra el exmandatario.

Esto se hizo público debido a que el abogado promovente de las denuncias sobre delitos federales publicó los oficios en los que se le notificaba esta decisión.

Más tarde, el jefe de la Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR, Crisógono de Jesús Díaz Cervantes, afirmó que el no ejercicio de la acción penal contra el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por lavado de dinero, no exime a que continúen las averiguaciones de las otras carpetas de investigación.

En entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula, el funcionario de la PGR confirmó que el Ministerio Público determinó no ejercer acción penal contra el exmandatario estatal por el delito de lavado de dinero.

Explicó que la investigación está conformada por 97 tomos de unas mil hojas cada uno, con información financiera, patrimonial y fiscal y luego del análisis exhaustivo se determinó que no había elementos conclusivos de delito para proceder penalmente contra Duarte Jáquez.

El jefe de la Unidad Especializada en Análisis Financiero de la Procuraduría General de la República (PGR) enfatizó que esa resolución no exime al exmandatario chihuahuense de que continúen las averiguaciones de las otras carpetas de investigación.

Refirió que la Fiscalía General de Chihuahua ha cursado 11 causas penales contra el exgobernador y que han presentado ocho peticiones formales de extradición.

Además, dijo, desde el 31 de marzo del año pasado se giró una ficha roja a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para que se le busque y lo detengan.

Díaz Cervantes enfatizó que esas son las pruebas de que la PGR está cuidando el debido proceso.

Imprimir