Bienestar

El sueño aporta bienestar y una salud óptima

Una deficiencia de minerales y vitaminas influyen en la presencia de insomnio y en no descansar adecuadamente.

Más que medicamentos, ve que alimentos te faltan

Descansar y tener calidad de sueño es determinante para ganar bienestar y tener una salud óptima. “En ocasiones el ritmo de trabajo, el estrés, la ansiedad, así como tener malos hábitos alimentarios y/o nutrimentos deficientes, afectan el sueño y merman nuestra calidad de vida”, menciona Deyanira Cano, Health Couch Certificada por el Integrative For Nutrition School (INN), en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Sueño, que se lleva a cabo el viernes 16 de marzo, organizado por la World Sleep Society.

“Por eso, más allá de consumir algún medicamento es importante escuchar a nuestro cuerpo y darnos cuenta qué alimentos nos faltan para descansar adecuadamente”, señala Cano.

De acuerdo a una investigación realizada por LiveScience se afirma que una deficiencia de minerales y vitaminas influyen en la presencia de insomnio y en no descansar adecuadamente.

Sin magnesio no hay sueño: El magnesio es uno de los suplementos que el ser humano necesita para gozar de las dosis adecuadas de descanso durante el día.  Pero también se puede absorber a través de los alimentos: vegetales verdes, como la espinaca, acelga, arúgula, así como los frijoles, nueces, almendras y semillas.

Una forma fácil de incluirlos es a través de los jugos verdes y de consumir diariamente tres rebanadas de aguacate que también es una fuente principal de magnesio, además, sabe delicioso.

Dile sí al potasio: El potasio es un mineral que regula la presión arterial y mejora notablemente nuestra circulación, sin él, se presenta él sueño intermitente, es decir, nos despertemos varias veces en la noche. Este micronutriente facilita las contracciones musculares y la función adecuada de los nervios, por lo que ayuda a relajarnos y a mejorar la calidad de vida.

El potasio se encuentra en frutas como el plátano, papaya, ciruela pasa, kiwi, naranja, mango, melón y pera.

La razón para tomar Vitamina D: Un estudio presentado en el 2016 por la junta Associated Professional Sleep Societies, revela que las personas con somnolencia diurna y dolor musculoesquelético, presentan dificultades para dormir, esto debido a la insuficiencia o deficiencia de vitamina D.

Una forma natural de contrarrestar la carencia de esta vitamina es empezar a consumir alimentos como pescados de agua fría: salmón, atún en trozo y sardina; amaranto, avena, huevos, hígado y algunos productos de soya como los edamames o tofú.

“En conjunto, el magnesio, potasio y vitamina D, transformarán positivamente la calidad del sueño. Si a esto le sumamos técnicas de respiración y relajación, así como la ingesta de cerezas, una fuente natural de melatonina, notaremos cómo se mejora drásticamente la calidad de sueño,” finaliza Cano.  

 

Imprimir