Negocios

Ni muro o aranceles afectarán postura de México en negociación de TLCAN

Foto: Cortesía Twitter

El jefe negociador técnico del TLCAN, Kenneth Smith Ramos, aseguró hoy que ni el muro, ni los aranceles al acero, afectarán la postura de México en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Al encabezar el Foro Internacional de Comercio Exterior, el representante de la Secretaría de Economía (SE), también destacó que México cuenta con un Plan B, ante una posible salida de Estados Unidos del TLCAN.

“Que quede claro, ni el muro, ni los aranceles de acero afectan nuestra postura en la negociación, en todo caso, fortalecen los argumentos en la negociación”, subrayó, en el evento del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Dijo que “la clave va a ser mantener lo que hemos hecho a lo largo de la negociación, una paciencia estratégica en donde estamos avanzando en los capítulos de modernización, buscando espacios para resolver los temas más difíciles”.

Sobre el Plan B, expresó que “nosotros como gobierno federal tenemos la responsabilidad de analizar todos los escenarios”.

“Claramente lo que estamos persiguiendo es un esquema en el que podamos modernizar el Tratado y estar mejor preparados para competir con el resto del mundo”, indicó.

Añadió que “a pesar de todo el ruido político y mediático, estamos viendo claramente que el TLCAN funciona y que el riesgo de salirse es muy alto”.

“Estamos viendo", afirmó, “la posibilidad de un éxito económico en México, Canadá y Estados Unidos de continuar con el tratado”.

Sin embargo, comentó, un tema que se ha mencionado mucho es el Plan B, sobre que pasaría si al final del día Estados Unidos decide salirse.

Puntualizó que “si por alguna razón Estados Unidos decidiera retirarse a pesar de todo lo que hemos platicado, México está trabajando en un programa muy ambicioso de diversificación comercial”.

Dicho programa, explicó, estaría basado en fortalecer el intercambio comercial con la Unión Europea y la región asiática, a través de la Alianza del Pacifico, así como en negociaciones con Brasil y Argentina, “el Plan B sigue siendo el Plan A”.

Sostuvo que “nosotros debemos seguir enviando el mensaje de que México es una economía que está abierta al mundo, abierta a la inversión y sobre todo a profundizar la integración de Norteamérica".

El funcionario indicó que “es muy importante considerar que desde nuestro punto de vista si creemos que si hay espacios para llegar a un acuerdo, obviamente para resolver los temas más álgidos se va a requerir flexibilidad de las partes".

“Sí estamos avanzando, consideramos que si hay espacio para llegar a un acuerdo, la clave aquí es, de entrada, no desesperarnos y no apresurarnos”, remarcó.

Comentó que se había manejado mucho el riesgo a lo largo de la negociación de una posible denuncia del TLCAN unilateral por parte de Estados Unidos.

“Sentimos que ese riesgo ha bajado, que estamos en una situación mejor que la estábamos hace seis meses", manifestó.

Esto, explicó, en gran parte porque se ha generado todo un movimiento en Estados Unidos, de sectores y estados claramente republicanos que apoyaron a la administración Trump.

Refirió que “están acudiendo a través de su congreso directamente a la Casa Blanca a explicar como si Estados Unidos se retira del TLCAN, podría generar una calamidad económica en diversos estados".

El estado de Kansas les está diciendo: “México es mi principal socio comercial, se me colapsan las exportaciones de maíz y de productos aeroespaciales, si te retiras del TLCAN", añadió.

Expuso que México va a “responder con firmeza ante los planteamientos que consideremos inviables que sean puestos sobre la mesa, con argumentos técnicos y fundamentados, y basados en las opiniones de la industria y del sector productivo".

Además, anotó, con “la evidencia de 25 años que tenemos del TLCAN y así como hacer contrapropuestas concretas en diferentes temas, uno de ellos, por supuesto uno de los más importantes, es en el sector automotriz".

“No debemos desmantelar capítulos del TLCAN, debemos en todo caso mejorarlos, si hay espacio para mejorar", dijo.

Concluyó que “México sigue enviando la señal que vamos a proteger las inversiones domésticas e internacionales en nuestro país”.

Imprimir