Mundo

Europa y EU acusan a Rusia de cometer crimen de la Segunda Guerra Mundial

Trump dice que “parece que Putin” está detrás del ataque en suelo británico con uno de los “tóxicos más peligrosos jamás desarrollados” y se une a condena conjunta de May, Merkel y Macron

A tres días de las elecciones presidenciales en Rusia, los principales aliados de Gran Bretaña —Estados Unidos, Francia y Alemania— mostraron ayer públicamente su apoyo a Londres ante el recrudecimiento de su crisis con Moscú, desatada por el envenenamiento al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo en Salisbury (sur de Inglaterra).

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, emitieron una declaración conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, en la que condenaron esa acción y denunciaron que se trata de la primera ofensiva en Europa con un agente nervioso desde la II Guerra Mundial.

“Asalto a la soberanía”. “Supone un asalto a la soberanía del Reino Unido, en clara violación de la Convención para la Prohibición de Armas Químicas”, afirmaron los líderes sobre el ataque con un agente nervioso contra Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, por el que permanecen hospitalizados en estado grave.

Precisamente, Moscú apeló ayer a ese convenio para denunciar que el Reino Unido está “incumpliendo sus compromisos como miembro” del mismo, al negarse a entregar a Rusia información sobre el caso, así como muestras de la sustancia hallada.

Este agente fue identificado por la policía británica como Novichok, una sustancia de naturaleza militar fabricada en el pasado por Rusia y de las “más tóxicas jamás desarrolladas”, según apuntó ayer el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Evitar guerra fría. Stoltenberg aseguró que los aliados no quieren “otra Guerra Fría” y pidió a Rusia “cambiar su comportamiento” hacia el “diálogo político”.

Por su parte, Macron adelantó que Francia tomará medidas “en los próximos días” en respuesta al caso, al compartir la conclusión británica sobre la responsabilidad rusa porque “no hay otra explicación plausible”.

Tesis que compartió Estados Unidos, cuyo presidente señaló que “parece” que el mandatario ruso, Vladímir Putin, está detrás de los hechos y afirmó que se está tomando “muy en serio” lo ocurrido.

Sobre si EU adoptaría sanciones similares a las dictadas contra Corea del Norte por el asesinato de Kim Jong-nam, hermano del líder norcoreano, Kim Jong-un, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, declaró: “No dudaremos en actuar contra Rusia siempre que sea necesario”.

Mientras tanto, el líder laborista británico, Jeremy Corbyn, se unió ayer al discurso generalizado que culpa a Rusia directamente de lo sucedido, después de recibir numerosas críticas al dejar ayer abierta la posibilidad de que el Kremlin no estuviera detrás del ataque.

“La evidencia apunta hacia Rusia en este caso. La responsabilidad debe ser asumida por aquellos que fabricaron el arma [química], aquellos que la trajeron al Reino Unido y aquellos que la utilizaron”, afirmó.

Contraataque ruso. La vocera de la cancillería rusa, María Sajaróva,  calificó la decisión de Londres de expulsar a 23 diplomáticos rusos de “espectáculo político-informativo”.

“Esperamos tomar en un futuro cercano medidas de represalia en respuesta a la adopción de una serie de medidas hostiles por parte del Reino Unido contra Rusia”, dijo.

 

Imprimir