Academia

Humor y rigor científico, elementos del proyecto Ciencia Afición

Divulgadores y científicos lanzan cápsulas de video y un proyecto multimedia

La divulgación de la ciencia debe entretener, apasionar, pero también ser rigurosa, señaló Gloria Delgado, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM. “La divulgación además de que la hacemos porque nos gusta debe servir para algo o no tiene caso hacerla”, dijo durante la presentación del proyecto Ciencia Afición, donde científicos de la UNAM y divulgadores jóvenes llevan a cabo una serie de cápsulas de video y un proyecto multimedia con recursos y formatos poco explorados en el país, uno de ellos el humor.

El proyecto Ciencia Afición tiene origen en el formato de podcast, donde Delgado y sus colaboradores, Carlos Storch y Alejandro Voorduin, charlan sobre temas científicos y de actualidad relacionados con la ciencia. “El formato puede ser limitado porque demanda tiempo de los escuchas”, señaló Voorduin, durante la presentación del proyecto en Ciudad Universitaria. 

“Regularmente, los científicos damos conferencias para difundir lo que hacemos; sin embargo, en esta ocasión tuvimos interés por explorar caminos diferentes”, añadió Delgado.

Después del formato podcast —que puede encontrarse con el mismo nombre— los divulgadores exploraron el formato de video, del cual han lanzado ya dos cápsulas y se publicarán dos más en las próximas semanas, como parte de la primera temporada. 

En éstos, el público podrá adentrarse en la nave espacial de los protagonistas y saber qué hace candidato a un planeta y lo hace diferente de uno enano o un asteroide “papiforme”. Al lado del robot Basurito, los exploradores viajarán con espectador para saber, por ejemplo, a qué huele el universo y comprender temas sobre qué es un consenso científico y cómo funciona el método de la ciencia, entre otros.

“Las cápsulas son un formato interesante, donde tomamos en cuenta el rigor científico y no sólo hablamos por hablar, en vez de ello cada cosa que decimos está bien pensada”, señaló Delgado. 

Los divulgadores eligieron temas relacionados con la astronomía, de forma preponderante, puesto que es el área de especialidad de Delgado, quien después de estudiar física en Madrid, España, realizó su posgrado en México. Adicionalmente tiene una maestría en Comunicación de la Ciencia. “Queremos dar a conocer este proyecto, esperando la respuesta de las personas y que les guste, para así continuar”. 

FAKE NEWS. Por otra parte, en un ecosistema como internet, donde abunda información científica, pero también anticientífica, los divulgadores destacaron la importancia de discriminarlas y compartirlas en la web.

“El mayor peligro de las fake news es cuando tratan temas de salud, puesto que equiparan tratamientos que se han estudiado por mucho tiempo y a los cuales han invertido mucho dinero, con menjurjes que venden afuera del metro”, dijo Voorduin. Un caso reciente, recordó, fue el de Diana Quiroz Casillas, cuya noticia sobre tratamientos contra el cáncer a base de grafeno se difundió en los medios.

“La difusión de este tipo de noticias es responsabilidad de todos, por una parte de los medios y periodistas que publicaron la nota sin investigar, no hicieron bien su trabajo, pero también de  todos aquellos que compartieron la nota. La población deberíamos de tener más cultura para identificar este tipo de noticias e información falsa o, al menos, hacernos las preguntas correctas para que esto no suceda”.

 

► Para más información y ver las cápsulas consultar Facebook/CienciaAfición, http://aficionporlaciencia.blogspot.mx y su canal de Youtube

 

Imprimir