Analizan el cambio cultural que transformó hace 300 mil años al ser humano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 15 de Marzo, 2018

Analizan el cambio cultural que transformó hace 300 mil años al ser humano

Analizan el cambio cultural que transformó hace 300 mil años al ser humano | La Crónica de Hoy

Tres investigaciones publicadas en la revista Science analizan uno de los episodios de esta apasionante historia de la especie humana: el cambio climático, que fue clave en el hombre y lo llevó a una transformación cultural crucial para su desarrollo.
Los estudios, realizados en searado por Richard Potts; Alison Brooks (de la Universidad de George Washington) y Alan Deino (del Centro de Geocronología de Berkeley) revisan cómo hace unos 300 mil años el cambio climático registrado transformó al ser humano.
En los artículos publicados, los investigadores adelantan a los 320 mil años de antigüedad el uso de sofisticadas herramientas y pigmentos para decoración, propios del Paleolítico Medio y del pensamiento simbólico, en un momento que coincide con la edad del fósil de Homo sapiens más antiguo conocido.
«Este cambio hacia unos comportamientos muy sofisticados que implicaron mayores capacidades mentales y vidas sociales más complejas pudieron ser la vanguardia que distinguió a nuestro linaje de otros humanos tempranos», dice Richard Potts.
Las conclusiones obtenidas por los investigadores adelantan en decenas de miles de años la aparición de herramientas sofisticadas, ciertos pigmentos y evidencias de actividades comerciales entre grupos humanos, prácticas propias del Paleolítico Medio. Y las sitúan en África Oriental, en concreto en la cuenca de Olorgesailie (Kenia), donde hay un registro de millones de años de evolución humana.
De hecho, los análisis de isótopos en los sedimentos llevados a cabo en la investigación de Potts mostraron que hace unos 800 mil 00 años, la región sufrió cada vez cambios más drásticos en el clima: la meteorología llevó a que aparecieran de forma alternativa llanuras inundadas, planicies secas y a veces grandes praderas de hierba. Pruebas geológicas, geoquímicas, paleobotánicas y de fauna han mostrado que la región estaba marcada por las fluctuaciones hace 360 mil años.
En medio de estos cambios, muchos grandes animales, como caballos o elefantes, se extinguieron, y fueron sustituidos en la zona por criaturas más pequeñas. De hecho, el trabajo de Brooks analiza los restos animales en el yacimiento y ha confirmado que estos grupos humanos subsistieron a base de pequeños animales.
Esto tuvo una consecuencia directa para los ancestros del hombre. Aquellos que usaban herramientas del Paleolítico Inferior, como grandes hachas y bifaces, que constituyen la llamada cultura del Achelense, se encontraron con que hacía falta algo nuevo para conseguir comida y sobrevivir. En opinión de Potts, no fue la aridez sino la fluctuación de los paisajes, la que supuso un reto para los pobladores de Olorgesailie. Tal como ocurrió entonces y en momentos anteriores, «la adversidad nos hizo inteligentes”.

Imprimir