Obesidad, sobrepeso e hipertensión son factores para desarrollar apnea del sueño | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 15 de Marzo, 2018

Obesidad, sobrepeso e hipertensión son factores para desarrollar apnea del sueño

Obesidad, sobrepeso e hipertensión son factores para desarrollar apnea del sueño | La Crónica de Hoy

La obesidad, sobrepeso e hipertensión son factores de riesgo para desarrollar apnea del sueño y en México uno de cada cuatro adultos puede padecerla, informaron especialistas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosío Villegas”.
En el marco del Día Mundial del Sueño, el Jefe de la Unidad de Medicina de Sueño del INER, Luis Torre Bouscoulet, señaló que 10 por ciento de la población tiene mala calidad del sueño y sólo uno de cada dos adultos duerme el tiempo adecuado.
El especialista aseguró que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (ENSANUT), 48 por ciento de la población presenta ronquidos al dormir; de ellos 57 por ciento son hombres y 40 por ciento mujeres.
Además, detalló que cinco por ciento de las mujeres consumen algún medicamento para dormir, debido a la dificultad para conciliar el sueño.
Al respecto, la Médico Psiquiatra Especialista en Sueño de la Unidad de Medicina de Sueño del INER, Margarita Reyes Zúñiga, señaló que los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas; adolescentes entre 8 a 10 horas; adultos de entre 7 a 9 horas y las personas de la tercera edad aproximadamente de 7 a 8 horas, de lo contrario es un factor de riesgo para la salud física y emocional.
Reyes Zúñiga recalcó que al no dormir las horas necesarias se incrementa el consumo o el antojo de alimentos no saludables, principalmente los que contienen más calorías, por lo que puede generar obesidad o sobrepeso.
Además, Reyes Zúñiga explicó que el uso de dispositivos electrónicos en niños altera la calidad del sueño, ya que utilizarlos en exceso genera que el infante se duerma tarde y fuera de sus horas destinadas al descanso. Esto se agrava si los dispositivos se encuentran dentro de la habitación.

 

Imprimir