Rubén Blades: La estrella de cine | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 16 de Marzo, 2018

Rubén Blades: La estrella de cine

Con motivo de los 50 años de trayectoria del intérprete panameño, el cineasta Abner Benaim lo convenció de contar su historia para un documental en la pantalla grande

Rubén Blades: La estrella de cine | La Crónica de Hoy

El 31 de diciembre de 1999, en Panamá se vivía uno de los momentos más importantes de su historia. La presidenta Mireya Moscoso recibió de manos del embajador de Estados Unidos, Simón Ferro, la última bandera estadunidense que ondeó la antigua Zona del Canal. Era el día de la entrega definitiva de EU a Panamá de su Canal.
En una ceremonia simbólica, apareció Rubén Blades para cantar junto a cientos de sus compatriotas el tema “Patria”, que se convirtió en un himno. Llovía, pero todos cantaban y algunos lloraban emocionados: “Ese fue el momento más importante de mi carrera como cantante”, dijo el intérprete en una de las escenas más emocionantes del documental que honra medio siglo de su trayectoria musical.
Después de muchos años, Blades, ganador de 17 premios Grammy, abrió las puertas de su hogar al cineasta Abner Benaim, quien además lo acompaña en su gira de conciertos y muestra las ambiciones, tanto musicales como políticas, que aún tiene el panameño de nacimiento y neoyorquino por adopción.
Yo no me llamo Rubén Blades es el nombre del documental que llegó al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), después de tener su estreno mundial el pasado 10 de marzo en el reconocido Festival de Cine y Música South by southwest en Austin (Texas).
El director Abner Benaim, coterráneo de Blades y quien se dio a conocer en Colombia hace unos años con la película Chance (2009), y director también de Invasión, película que representó a Panamá a los Oscar en 2014, incluyó en el documental a otros grandes de la música que expresan su admiración por el artista, entre ellos Gilberto Santa Rosa, Junot Díaz, Sting, Ismael Miranda, Sting, Andy Montañez, Paul Simon y Residente.
La amistad entre Benaim y Blades comenzó a forjarse precisamente después de la película Chance. Blades apareció después en Invasión y brindó su punto de vista sobre el tema central de esa cinta: “Conozco a Rubén hace varios años, desde que salió Chance, y hablando con él surgió la idea de empezar a grabarlo para un documental. Es una persona con mucha historia y muchas historias”, destacó Benaim, en una entrevista pasada, “cada vez que hablábamos, usualmente en privado, me contaba algo increíble y yo le decía ‘esto hay que grabarlo’”, añadió.
“Rubén Blades es muy convincente en su búsqueda, en sus principios, y ha tomado caminos que no son los más fáciles pero que son los que él ha sentido que debe tomar. Y eso es raro en este mundo de hoy y digno de admirar y respetar como cineasta”, comentó el realizador en otra entrevista.
La película es rica por la manera en que le mismo autor explica las historias de sus canciones o el significado. Además de que tiene momentos explicativos de su proceso creativo: “El nombre del filme tiene que ver con el hecho de que Rubén tiene otros planes. ... Ha expresado que quiere hacer otras cosas que no son cantar salsa. Y como parte de su búsqueda ha expresado que va a hacer ciertas cosas con otro nombre”, ha dicho el director panameño.
“Siento que hay algo interesante en el tema, que hay algo muy rico en la dualidad que vive un artista de su talla entre el personaje famoso y la persona privada”. Blades ha dicho que se despedirá de las giras musicales en el 2018 para regresar a la vida política en su natal Panamá, después de haber participado en las elecciones presidenciales de 1994. El músico terminó tercero en esos comicios.
El film sobre esta leyenda viva y su lucha para enfrentarse a su propio legado, es una producción de Ciudad Lunar (casa productora de El abrazo de la serpiente).

Imprimir