Mundo

Scotland Yard investiga como asesinato la muerte del disidente Glushkov

El disidente ruso Nikolai Glushkov.

La policía británica investiga como asesinato la muerte del exiliado ruso Nikolai Glushkov, de 68 años, el pasado lunes en su domicilio de Londres. Así lo confirmó ayer Scotland Yard. La decisión se produce después de que la autopsia revelara que la causa de la muerte del socio del fallecido oligarca Boris Berezovski fue “una compresión en el cuello”. En otras palabras, fue estrangulado.

El cuerpo de Glushkov fue encontrado en su residencia por su familia y amigos el lunes 12 de marzo por la noche. La Policía Metropolitana calificó inicialmente la muerte como “inexplicada”, aunque señaló que “en este momento no hay nada que sugiera una relación con los intentos de asesinato en Salisbury, ni hay evidencia alguna de que fuera envenenado”.

Glushkov trabajó en los años 90 para la aerolínea estatal Aeroflot y la empresa de automóviles LogoVAZ, del magnate ruso Borís Berezovski. En 1999, cuando el oligarca ruso se enemistó con el presidente Putin y huyó a Reino Unido, Glushkov fue acusado de blanqueo de dinero y fraude, y cumplió cinco años de prisión hasta su liberación en 2004.

Recibió asilo político en Reino Unido y vivía en Londres, donde testificó en el caso que Berezovski perdió contra el también oligarca Roman Abramovich, que mantenía una buena relación con Putin. Tras perder el juicio, Berezovski desapareció de la vida pública. En marzo de 2013, fue hallado muerto en la casa de su esposa en Berkshire (Inglaterra). La policía cree que se suicidó, pero el forense dejó el caso abierto.

Imprimir