Mundo

Amenazan a la actriz porno para callar sobre su relación con Trump: abogado

Stephanie Clifford “dará detalles muy específicos sobre lo que pasó” en una entrevista ya grabada para el programa 60 minutos de la cadena CBS

La actriz porno Stormy Daniels, durante el programa de Jimmy Kimmel Live! Tuesday night.

El abogado de la actriz porno Stephanie Clifford, conocida en el mundo de las películas para adultos como Stormy Daniels, aseguró ayer que su cliente fue “amenazada físicamente” para callar sobre su presunta relación con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando estaba ya casado, destacaron medios locales.

“El hecho es que mi cliente fue amenazada físicamente para que guarde silencio sobre lo que sabía de Donald Trump”, dijo Michael Avenatti a la cadena CNN.

En varias entrevistas por televisión, el abogado Michael Avenatti evitó ofrecer mayores detalles sobre los incidentes, pero respondió en forma afirmativa cuando se le interrogó sobre las amenazas a la seguridad física de su cliente. Asimismo, señaló que Clifford hablará del asunto en una entrevista ya grabada que posiblemente será emitida el 25 de marzo por el programa 60 minutos de la cadena CBS.

DETALLES. Avenatti subrayó que Clifford “dará detalles muy específicos sobre lo que pasó”. “Confío en que el pueblo estadunidense vea tras la entrevista que no hay duda de que esta mujer tiene credibilidad, dice la verdad y sabe de lo que habla”, señaló.

“Existe el acto (de la amenaza) y el encubrimiento y los estadunidenses van a enterarse sobre ambas cosas en la entrevista”, afirmó el abogado en el canal MSNBC.

Clifford ofreció el pasado lunes a devolver los 130 mil dólares que recibió entonces para poder hablar libremente, si bien el equipo legal del mandatario no se ha pronunciado hasta la fecha.

VERDAD. Un abogado personal de Trump, Michael Cohen, admitió haber pagado a la actriz 130 mil dólares, aunque alegó que lo hizo de su bolsillo. No aclaró en razón de qué efectuó este pago, que el entorno de la mujer vincula directamente con los intentos por acallar la presunta infidelidad.

Avenatti defendió que Clifford quiere “contar la verdad”, lo que incluiría la posible difusión de documentos o mensajes que acreditarían la relación. “El pueblo estadunidense debería poder juzgar por sí mismo quién está siendo claro con él y quién le está engañando”, añadió.

 

Imprimir