Ciudad

Pide Joaquín Álvarez Ordóñez rescatar la 3ª Sección de Chapultepec

El arquitecto, encargado del primer proyecto de este espacio, considera que la próxima administración podría rescatarlo; “aún estamos a tiempo”

Joaquín Álvarez Ordóñez, presidente de la Asociación Mexicana de Urbanistas, fue el encargado de hacer el primer proyecto de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec y en entrevista con Crónica platica de los problemas de este espacio y su transformación con el paso de los años.

“Era un terreno en bruto y lo regeneramos de la mejor manera posible, sin embargo por falta de vigilancia se volvió muy peligroso, al paso del tiempo la gente dejó de frecuentarlo y por falta de uso se fueron perdiendo estos lugares que hicimos”.

Afirmó que el olvido de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec tiene un efecto negativo en la ciudad y en la sociedad mexicana, ya que es un espacio que debe ser aprovechado y que se necesita como un servicio de bienestar y recreación para la ciudad.

También dijo que a esta sección le faltan áreas en buen estado —áreas verdes, de recreación e infantiles —, “se le debe dotar de seguridad permanente, para que no se vuelva a repetir la historia y no se pierda esta sección tan importante del bosque, se necesita transporte de calidad para facilitar el acceso a las personas”.

Aclaró que aún se está a tiempo de que la próxima gestión de la Ciudad de México recupere esta sección, esto puede lograrse con un proyecto real de servicio a la ciudad, dándole mayor comunicación vial y sobre todo dándole vida a los lugares que han sido abandonados a lo largo de los años.

De igual manera el arquitecto habló sobre los problemas de la ciudad.

Mencionó que cada vez es mayor el número de capitalinos que se transportan en auto particular y esto ocasiona una lenta circulación en las avenidas de mayor afluencia, debido a la falta de transporte público de calidad.

“A la gente no se le ha dado la facilidad para usar el transporte masivo. No se han hecho las obras necesarias para que la gente deje de utilizar el carro”, enfatizó.

Propuso que se deben hacer más líneas del Metro, Metrobús y Trolebús, con precios accesibles y con unidades en buen estado, que sean funcionales para el servicio y comodidad de los capitalinos; consideró también que se debe promover el uso de las bicicletas de manera segura, concientizando a la sociedad para disminuir la contaminación tan alta de la urbe.

Para finalizar expresó que es necesario dejar de extender la ciudad de manera horizontal: “Debe ser una ciudad con más niveles de altura, así los servicios (agua, luz, gas) serian más baratos para la sociedad”.

Joaquín Álvarez Ordóñez

Es Licenciado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, arquitecto y urbanista con una trayectoria que data desde la construcción del estadio de CU. Fue además ayudante del pintor y escultor Diego Rivera.

Como director de Obras Públicas del Distrito Federal fue el encargado de realizar el Circuito Interior, ahora Circuito Bicentenario, así como de la transformación física del Centro Histórico, con el cierre de calles para uso exclusivo de peatones, adoquinando y sembrando árboles, para lograr una mejor imagen urbana.

En conjunto con el penalista, Sergio García Ramírez, transformó la penitenciaria de Lecumberri, construyó cuatro reclusorios para establecer funcionales sistemas de atención, tratamiento y rehabilitación de procesados y sentenciados.

Condujo y concluyó las obras del nuevo Centro Médico Nacional Siglo XXI. Asimismo colaboró en la elaboración de las normas técnicas para la construcción de hospitales y para la atención especializada de discapacitados, además de la construcción de clínicas, hospitales y centros de salud en toda la nación.

Imprimir