Celebra la FES Acatlán 43 años de vida | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 17 de Marzo, 2018

Celebra la FES Acatlán 43 años de vida

En el campus se imparten 16 licenciaturas en el sistema presencial y siete en el abierto y a distancia, además recibe a casi 22 mil estudiantes en ambas modalidades.

Celebra la FES Acatlán 43 años de vida | La Crónica de Hoy
Foto: UNAM

Con el “Proyecto de Desconcentración”, impulsado desde Ciudad Universitaria por el exrector Guillermo Soberón Acevedo, la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) Acatlán, abrió sus puertas el 17 de marzo de 1975 en el Ejido de Oro, ubicado en Naucalpan de Juárez, Estado de México.

Es así, como hace 43 años nació la ENEP Acatlán, actualmente Facultad de Estudios Superiores (FES), con el objetivo de acercar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a un mayor número de estudiantes que aspiraban cursar una carrera universitaria.

De esa forma culminó el Proyecto de Desconcentración, con la aprobación de la creación de las ENEP, por parte del Consejo Universitario y se fundaron cinco planteles en zonas estratégicas alrededor de la Ciudad de México, el primero fue el de Cuautitlán en 1974; seguido por Iztacala y Acatlán, en 1975, así como Aragón y Zaragoza en 1976.

La facultad de Acatlán, que recibe su nombre del náhuatl y significa "lugar de cañas", comienza así su labor con tan sólo cuatro edificios para formar a su primera generación, conformada por poco más de cuatro mil 300 alumnos que buscaban realizar estudios en alguna de sus 13 disciplinas, con una planta docente de 406 profesores.

Testigo de este hecho histórico para la educación universitaria en México, el maestro Fernando Martínez Ramírez, actual coordinador de Servicios Académicos y en aquel tiempo colaborador en la Jefatura de Planeación, quien lleva 46 años en la UNAM, recordó los inicios de esta entidad multidisciplinaria.

“Desde mi lugar de trabajo me tocó verificar cada una de las edificaciones y proyectar las nuevas, planear salones, cubículos y talleres, apoyar las gestiones para la llegada del transporte al campus, los que venían de Tacuba y Chapultepec, además de inscribir a los alumnos en ventanilla”, refirió.

A su vez, el fundador de la licenciatura en Arquitectura, Mario Camacho Cardona, destacó su participación en la organización del Plan de Estudios de esa carrera.

“Aunque las materias eran las mismas que en Ciudad Universitaria, los contenidos fueron realizados aquí en Acatlán, fue una gran tarea que nos permitió combinar la Gestalt y la multidisciplina en una organización matricial, realmente en Acatlán se vivía la multidisciplina”, rememoró.

Un anuncio en el periódico “de plana completa”, en el que solicitaban docentes para un campus de la UNAM en la zona norte, despertó el interés de la maestra Lilia Hernández Valencia, actual profesora de Diseño Gráfico, quien con entusiasmo recuerda el inicio con muchos profesores de Ciudad Universitaria y los que iniciaban como ella, junto con los estudiantes, fusionaron el compromiso y cariño.

En un comunicado, la FES Acatlán resaltó que a 43 años de existencia, el crecimiento es más que notorio, al impartir 16 licenciaturas en el sistema presencial y siete en el abierto y a distancia, además recibe a casi 22 mil estudiantes en ambas modalidades, en las que ha conformado una planta docente de más de mil 500 profesores.

Refirió que cuenta con una superficie de 30 hectáreas, en las que se ubican 50 edificaciones, 335 aulas, nueve auditorios, 49 laboratorios y talleres, donde se realizan, con excelencia, actividades de docencia, investigación y difusión de la cultura; en los estudios de posgrado son ocho programas académicos de especialización, 12 maestrías y cuatro doctorados, con una matrícula de 680 alumnos.

Casi tres décadas después, el 5 de marzo de 2004, el Consejo Universitario de la UNAM, en reconocimiento a su consolidación académica y cultural, le otorgó el rango y denominación de Facultad de Estudios Superiores, logro sin duda compartido por todos los sectores de la comunidad que contribuyeron con su trabajo y empeño para el desarrollo de Acatlán.

havh

Imprimir