Ciudad

Pasa de 39 a 208 el número de denuncias por acoso en la CDMX

Fernanda Ostos.

Las denuncias por acoso sexual en la Ciudad de México aumentaron más de 400 por ciento, al pasar de 39 en 2014 a 208 en 2017, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia capitalina.

La dependencia dio a conocer que, al cierre de 2017, las denuncias por acoso sexual fueron 208; de esta manera se pasó de un promedio diario de denuncia de 0.1 a 0.6.

Mientras que en enero de este año se han presentado 12 denuncias por acoso sexual.

Un diagnóstico del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México revela que el acoso sexual se da principalmente en la calle, con un 43.57 por ciento, en la casa, con 22.28 por ciento y transporte público, 11.44 por ciento.

Sin embargo, esto podría deberse únicamente a que las mujeres tienen más confianza para denunciar este delito y aún hay víctimas renuentes a presentar una querella.

Crónica platicó con seis mujeres que sufrieron acoso en calles de la delegación Cuauhtémoc; tan sólo en este mes se reportaron 12 casos en la demarcación, uno de éstos el de la actriz Fernanda Ostos, quien en la semana, al bajar de su carro en la colonia Condesa, fue atacada por un joven de aproximadamente 20 años, quien comenzó a seguirla hasta que la tocó de forma lasciva.

La actriz denunció el hecho a través de sus redes sociales; difundió un video explicando lo sucedido después de haber realizado la denuncia ante la Procuraduría capitalina.

Su agresor fue detenido momentos después de que la actriz llamara la atención de policías y ciudadanos.

A pesar de que el caso se hizo viral en redes sociales por la fama de la cantante y que las autoridades lograran la detención del responsable, otras mujeres opinaron que no siempre es lo mismo pues “en el caso de Ostos tomaron cartas en el asunto por ser figura pública”.

Una de las víctimas —llamada Jimena, de 18 años, habitante de la colonia Tabacalera— narró que cuando iba saliendo de trabajar se dirigía al Metro para ir a casa y pasando el Monumento a la Revolución un hombre la interceptó.

“Ese día salí algo tarde, en eso un tipo como de 25 años salió de la nada y tocó mis senos, no se me ocurrió gritar, traté de quitármelo de encima hasta que logré correr al Metro, cuando le dije a los policías me acompañaron a donde todo pasó, pero al parecer el sujeto había escapado”, comentó la mujer.

En el caso de Jessica, de 16 años, detalló que al salir de la escuela fue interceptada por un varón que la abrazó por atrás y le respiraba fuertemente en el cuello.

“No podía soltarlo, me tomó de tal forma que no podía mover los brazos, hasta que grité tan fuerte cuando una señora salió de una tienda y el hombre se echó a correr. Lloré mucho ese día, me sentí muy indefensa” explicó la joven.

Imprimir