Mil 150 millones de litros y 6 millones de estómagos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 17 de Marzo, 2018

Mil 150 millones de litros y 6 millones de estómagos

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La leche es uno de los alimentos más completos del mundo, cuenta con una gran cantidad de nutrientes y minerales que son esenciales para el desarrollo, crecimiento y salud de los niños. El problema es cómo hacer llegar la leche hasta donde están los niños y, como política de Estado, entregarla a un precio accesible a las familias cuyos recursos no son siempre suficientes para adquirirla.

Las plantas de producción de Liconsa tienen ese cometido y se encuentran en toda la República Mexicana, en estados como: Querétaro, Jalisco, Oaxaca, Veracruz, Tlaxcala, Michoacán, Colima; y en delegaciones o municipios como Tláhuac, Valle de Toluca y Tlalnepantla, la más grande y también la pionera.

Alrededor de mil 150 millones de litros de leche son producidos anualmente juntando cada planta; su destino final es el estómago de 6 millones de personas incluidas en el padrón de atención institucional.

La insuficiente producción de leche en el país para cumplir este cometido específico, obliga a Liconsa a acudir al mercado internacional; la importación se realiza principalmente de Nueva Zelanda, Estados Unidos, Irlanda y Argentina.

Durante el procedimiento de importación participan siete secretarías de estado y organismos públicos federales, los cuales se corresponsabilizan de la calidad de la materia prima que ingresa al país. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) es la instancia responsable de autorizar a Liconsa las compras de leche a otros países.

La leche producida se distribuye de dos maneras: leche comercial y leche subsidiada (esta última se le da únicamente a niños, ancianos y embarazadas que estén en condición vulnerable).

En la planta de Tlalnepantla, se produce la leche Frisia (leche entera)  la cual se pausteriza y se pone al comercio del público en general, además de la semidescremada, que sólo se entrega a los beneficiarios del programa y crema por criterios de la Organización Mundial de la Salud.

Las máquinas que se utilizan cuentan con tecnología extranjera que permite que la producción sea como debe.

Su proceso se realiza de la siguiente manera: Se compra leche con un distribuidor, se supervisa que pase los criterios de calidad (que implica su contenido graso y vitamínico); se mete a las tolvas y se envía al área de elaboración, donde se mezcla con agua y vitaminas para luego embolsar, meter en canastilla y luego llevarla a distribución.

Al día se producen 860 mil litros, el único día de descanso es el domingo en la planta más antigua, aunque su capacidad máxima en producción es 1.2 millones de litros diarios).

Abelardo Manzo González, director General de Liconsa, afirmó que el precio de la Leche Liconsa no se incrementará durante el 2018, por lo que se seguirá manteniendo en $5.50 el litro a nivel nacional, $4.50 en Oaxaca, Guerrero y Chiapas y un peso en 400 municipios de 16 entidades del país.

Con ello, se cumple con el sentido de seguir llevando alimentación sana, variada y suficiente a millones de personas beneficiarias de los programas de equidad e inclusión.

Las entrañas de Liconsa

-Un recorrido por la planta Metropolitana Norte, que lleva más de 60 años trabajando en la producción de leche de calidad.

-Se visitó el almacén, laboratorios de calidad, elaboración, envasado, distribución, recepción y descremadora de leche...

Imprimir