Ciudad

Padres de Marco Antonio piden a la CNDH atraer el caso

En un video difundido por la Red por los Derechos de la Infancia en México, los padres del estudiante acusan lentitud de la Comisión de Derechos local

Los padres de Marco Antonio Sánchez, el estudiante de la Prepa 8 que fue detenido por policías y fue encontrado deambulando en calles del Estado de México, acudieron ante la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) para pedir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) atraer el caso debido a la falta de acción de la Comisión local.

A través de un video publicado por REDIM, los padres del adolescente dieron a conocer que a más de 45 días de estar hospitalizado, Marco Antonio Sánchez no ha logrado recuperar la conciencia.

“Físicamente ha mejorado mucho pero psicológicamente todavía no tanto y eso me tiene preocupada, el hecho de que se salga de un hospital a pesar de que tiene muchos filtros y hay custodios es preocupante su integridad”, comentó Edith Flores, madre del joven.

La mujer manifestó incertidumbre en cuanto a las resonancias magnéticas que le han realizado a su hijo y dudó si los medicamentos que le están dando son los adecuados.

Marco Antonio Sánchez, padre del estudiante, dijo que a pesar de que su hijo ha estado más de un mes en el hospital, aún no se recupera mentalmente; sin embargo, comentó, a Marco ya lo conocen sus compañeros internados e incluso le ha puesto apodos a las enfermeras y doctores.

“Marco lleva una buena relación con todos, ya lo conocen y bromean, pero es muy raro que haya logrado salir porque no se escapó, se salió a pesar de que hay policía adentro cuidándolo y afuera está la policía federal”, explicó el padre.

Entre lágrimas, el padre comentó que desde que Marco fue internado en el Instituto de Neurología han sido días difíciles, pues al principio el joven respondía de manera agresiva y con insultos.

“Los doctores sí decían que era agresivo porque les pegaba o les daba zapes o reaccionaba con nosotros de mala manera porque pensaba que era por nuestra culpa que él estaba ahí”, platicó.

Ambos padres recordaron que durante los primeros días de hospitalización, Marco no se despedía de ellos o a veces no los dejaba ir, pero últimamente ya reacciona de mejor manera.

Ellos se consideraron víctimas de violaciones a sus derechos a través de la Comisión de Derechos Humanos local, después de que una funcionaria inventara que el estudiante había sido diagnosticado con bipolaridad y psicosis.

REDES SOCIALES. En días pasados Marco Antonio Sánchez Flores comenzó a compartir diversas fotografías a través de su cuenta de Instagram. Durante varios días compartió fotografías de la cama del hospital, de una enfermera, utensilios médicos e incluso de él mismo utilizando unos audífonos.

Cuatro días después de mostrar su mejora física, el joven intentó escapar del Instituto de Neurología con una chamarra negra, sin embargo, policías del lugar lograron atraparlo e internarlo nuevamente.

 

Imprimir