Espectáculos

A Molotov le faltó power

En el 2015, Molotov ofreció en el Vive Latino una de las presentaciones más memorables en la historia del festival. Muy alejado de aquella enérgica presentación fue la que dio para cerrar el escenario principal la noche del sábado. La banda inició su set con su cover al hit de Falco, “Rock me Amadeus” y luego con su clásico “Chinga tu madre”.

Después de esa entrada triunfal, el ánimo del público no fue tan efusivo, desde que se escucharon temas como “Oleré y oleré y oleré el UHU” o “Fuga”, intentaron revivir los ánimos con “Changüich a la chichona (Sic)” o “Rap, soda y bohemia”, pero no fue suficiente. La noche no tuvo ese carácter de locura que provocó, incluso meses antes, en el Palacio de los Deportes.

Cantaron su versión de “Perro negro granjero”, original de Alex Lora; “Más vale cholo”, “Quen Pon-Ponk” y “Marciano” (cover de Misfist), pero fueron solo algunas como “Gimme the power” y “Frijolero”, las que les dieron sus momentos cumbre. El final con “Puto” fue ensordecedor.

Imprimir