El Manotas y otros colombianos - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 19 de Marzo, 2018
El Manotas y otros colombianos | La Crónica de Hoy

El Manotas y otros colombianos

Juan Manuel Asai

Colombianos que radican en México aparecen cada vez con mayor frecuencia en la nota roja. Son asiduos de la sección policiaca. Vinieron a delinquir. Andan en malos pasos. ¿Lo duda? Una revisión somera de la prensa de unos meses para acá le dará a cualquier incrédulo información de sobra. Esos colombianos constituyen una mafia, a veces familias completas, que abusan de los habitantes de un país que los recibió con los brazos abiertos. Llegó el momento de ponerles un alto.

No digo, para evitar malos entendidos, que todos los ciudadanos colombianos que radican entre nosotros sean parte en la delincuencia. Injusto generalizar. Asumo que la mayoría opera dentro del marco de la ley. Los colombianos que tienen un modo honrado de vida no son tema de esta nota. Son los otros, cientos, acaso miles, que están fuera de la ley, a los que me refiero. Quieren hacerse ricos en tiempo récord a nuestras costillas. Acaso sea necesario revisar con lupa los expedientes de los colombianos que quieren internarse en nuestro país. No me refiero solo a los narcos que sirven de puente entre los productores de allá, los traficantes de acá y los consumidores de EU, hablo de los que cometen delitos del orden común. Personas entraron en calidad de turistas dizque para conocer los atractivos nacionales y terminaron extrayendo, a la mala, todas las rentas que pueden.

Son de nacionalidad colombiana los extranjeros que más delitos cometen en la Ciudad de México, lo reveló hace poco la procuraduría capitalina. Ahí están los datos. Son diestros e inclementes en la usura. Hábiles en el robo de casa-habitación y en la clonación de tarjetas de crédito. Menudean las historias de préstamos a pequeños comerciantes sin necesidad de fiador pero con intereses altísimos. Muchos no pueden pagar. De hecho ese es precisamente el negocio, que no les paguen y claro se lo cobran a fuerza apoderándose de las mercancías e incluso con palizas y amenazas a los familiares.

El esquema se conoce como “gota a gota” y los derechos de autor pertenecen al crimen organizado colombiano. Se termina transformando en un cobro de derecho de piso. ¿De dónde procede el dinero que prestan? Pues del narco, no hay de otra. Como quedó dicho son duchos en el robo de casa habitación y por ahí circulan notas de bandas de colombianos que han sido capturados. En lo que va del año van 20 detenidos por robar casas mexicanas y varias docenas más sueltos planeando su siguiente golpe, acaso en la casa del amable lector.

Y claro también están los delincuentes colombianos metidos en la estructura de los cárteles mexicanos. Un ejemplo reciente y escalofriante es Mauricio Varela Reyes, alias El Manotas, que dirigía la célula del Cártel Jalisco Nueva Generación en Puerto Vallarta, Jalisco. Las autoridades lo ubican como autor intelectual del secuestro y asesinato de dos agentes de la PGR. Antes de asesinarlos, siguiendo órdenes de Varela, les colocaron una playera de la SEIDO, los pusieron de rodillas y los obligaron a leer un texto. Difundieron el video en redes sociales. Para vergüenza de todos, en la banda de El Manotas están elementos policiacos. La policía municipal siempre decepciona.

 ¿Quién es el tal Manotas? ¿Cuándo entró al país? ¿Cómo se sumó al CJNG? ¿Cómo ascendió en la estructura? ¿Cuantos policías de Puerto Vallarta están en la nómina del cártel? ¿Hay funcionarios municipales involucrados? Y lo más importante: ¿Cómo fue que El Manotas pensó que podría matar a dos agentes federales mexicanos y salirse con la suya? Eso preocupa mucho.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios