Cultura

México recupera piezas arqueológicas de madera, las más antiguas de su tipo

Este tipo de piezas fueron halladas en El Manatí, Veracruz.

Las dos piezas mexicanas prehispánicas que se entregan hoy a autoridades mexicanas en Munich, son las más antiguas de madera de la cultura olmeca en el continente americano, señaló Constanze Schaaff, la restauradora alemana a cargo de éstas.

Las piezas, que fueron encontradas en un pantano donde se llevaban a cabo sacrificios, podrían ser de aproximadamente tres mil años, añadió. Se tratan de dos bustos en madera donde los rasgos del rostro apenas están marcados y que se encuentran, desde septiembre de 2017, en el Museo de la Colección Estatal Arqueológica de Munich.

La entrega de las piezas tendrá lugar hoy en la sala de seminarios del taller de restauración de esa institución alemana. No fueron restauradas ni se emprendió ninguna medida para su tratamiento, sino que sólo se levantó un protocolo sobre las condiciones en las que llegaron y en las que se deben de transportar, para ser llevadas al área de restauración.

Las piezas fueron recuperadas en excavaciones arqueológicas en el sitio llamado El Manatí, que se encuentra en la cuenca baja del Río Coatzacoalcos, dentro del ejido El Macayal, municipio de Hidalgotitlán, Veracruz. Allí se conjugaron varios elementos que posibilitaron que este lugar fuese considerado un espacio sagrado.

Estos bustos están bien preservados, debido a las condiciones anaerobias de su entierro y una temperatura estable del agua, que impidió la descomposición del material. Fueron tallados en madera de árboles de Ceiba y Jobo, casi todos los bustos fueron enterrados ritualmente y envueltos en petates. El INAH informó que algunas de estas cabezas aparentemente fueron robadas, y se encuentran en Alemania, adonde llegaron en manos de traficantes de objetos arqueológicos.

Imprimir