Queen Of The Stone Age puso la mayor dosis de rockpuntos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 20 de Marzo, 2018

Queen Of The Stone Age puso la mayor dosis de rockpuntos

Queen Of The Stone Age puso la mayor dosis de rockpuntos | La Crónica de Hoy

Con más de 20 años de trayectoria, la banda estadounidense Queen Of The Stone Age, llenó de energía el escenario principal de la decimonovena edición del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino.

En un día plagado de gran variedad musical, con exponentes de distintos géneros, grandes trayectorias y proyectos indepen­dientes que ofrecieron un espectáculo íntimo con el público, el ocaso del reconocido festival marcaba el desenlace de una edición más, sin saber que el clímax de ésta apenas estaba por iniciar.

 Luego de los ánimos encendidos que dejó la presentación de Residente, el público comenzó a agruparse cerca de dicho escenario, a la espera de ver lo que la agrupación californiana tenía por mostrar, sobre todo después del extraño sabor que dejó el polémico Morrissey, el día anterior, con sus exigencias y la duda de si realizó playback durante su presentación.

Queen Of The Stone Age no la tuvo fácil, se encontró justo en medio de la crítica por el mediado concierto que ofreció uno de los headliners del cartel y la expectativa del cierre junto a una de las bandas más importantes que se hayan presentado en el Vive Latino, Gorillaz.

Pero Josh Homme y compañía, supieron demostrar que, pese a los detalles de audio que año con año dificultan las presentaciones de las bandas principales, saben dar un espectáculo digno del número de asistentes que compraron su acceso y esperaron por ellos.

Encendieron el escenario rápidamente pero para cuando comenzó “My God Is the Sun”, el público gritó con frenesí y los cuerpos comenzaron a contonearse. Como era de esperarse, predominaron el número de temas de su más reciente material discográfico Villains, con canciones como “Feet Don’t Fail Me”, “The Way You Used to Do”, “Domesticated Animals”, entre otras. Y aunque fue evidente que no todo el público se emocionó con dichas interpretaciones, algunos se dejaron sorprender con la increíble destreza con que Dean Fertita interpretó los solos de guitarra y arreglos en más de una canción.

Así, con un sonido estridente pero perfectamente ejecutado, Queen Of The Stone Age demostró que su estilo es de los pocos que mantienen originalmente cada ritmo del rock en cada uno de sus temas, desde “No One Knows” hasta “The Evil Has Landed”.

Y sin dejar de lado el peculiar ritmo funk que Michael Shuman interpreta a la perfección desde el bajo, se escuchó “Make It Wit Chu”, acompañado de la sensual voz de Josh Homme y su particular contoneo de cadera.

Fue la entrega perfecta que preparó a un público ansioso por ver a Gorillaz, sin embargo, no sólo cumplió con las expectativas, sino que las superó y demostró estar al nivel de la banda que le seguiría.

Imprimir