Mundo

Mississippi aprueba la ley antiaborto más dura de Estados Unidos

El gobernador de Mississippi, el republicano Phil Bryant, firmó ayer una ley que prohíbe el aborto después de la decimoquinta semana de embarazo en ese estado, una medida considerada como la más restrictiva al acceso a la interrupción del embarazo en Estados Unidos.

La legislación aprobada impide a las mujeres que aborten después de las 15 semanas de embarazo, en un estado en el que el límite hasta hoy era de 20 semanas. Asimismo, los senadores estatales rechazaron una enmienda que hubiera hecho excepciones también para las víctimas de violación o incesto.

“Estoy comprometido con hacer que Misssissippi sea el lugar más seguro de Estados Unidos para que un niño nazca, y este proyecto de ley nos ayudará a lograr ese objetivo”, afirmó Bryant poco después de firmar la ley.

El aborto sólo será posible si la vida de la mujer o “una importante función corporal” se ve amenazada; o si el feto tiene un problema de salud que signifique que probablemente no sobreviva fuera del útero.

Diecisiete estados de EU prohíben el aborto después de las 20 semanas de embarazo, un límite temporal que, según los activistas pro-vida, marca “cuando el feto puede sentir dolor”.

Imprimir