Academia

Científicos exhortan a elaborar una nueva política medioambiental

Los expertos más destacados del país elaboran la Agenda Ambiental para México 2018. Instan a generar una nueva visión del medio ambiente como tema social, cultural, político, económico y democrático

Uno de los problemas urgentes de resolver es el impacto de la minería. El derrame de Grupo México en el Río Sonora (2014) es sólo uno de los ejemplos más visibles de su impacto.

Los problemas ambientales no son temas triviales ni accesorios en el desarrollo del país. El colapso de la ciudad y el crecimiento urbano insostenible; la carencia de agua y el deterioro de las cuencas en el Valle de México; la pérdida del 50 por ciento de la biodiversidad y los efectos que tendrá la desaparición de especies polinizadoras; el deterioro de los suelos que impiden su productividad y su impacto en la insuficiencia alimentaria; el deterioro de las costas y los sistemas pesqueros; así como las atrocidades medioambientales y sociales generadas por la minería brutal de empresas extranjeras… no son, de nuevo, triviales ni accesorios, enfatizan científicos mexicanos.

Alrededor de 40 de los investigadores más destacados del país, expertos en diversas áreas del conocimiento medioambiental, alzan la voz para alertar sobre estos temas y el impacto que tienen en la viabilidad nacional y de la población. Por ello, han elaborado la Agenda Ambiental para México 2018, que hace un diagnóstico y ofrece propuestas a los principales problemas medioambientales del país.

“La gravedad del problema requiere soluciones serias, inmediatas y transversales puesto que se pueden tratar de manera aislada”, señaló Leticia Merino —investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM—, durante la presentación del documento.

En conferencia en la Casa Universitaria del Libro, la también coordinadora del Seminario Universitario de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones (SUSMAI) de la UNAM, dijo que estos problemas tienen dimensiones económicas y sociales donde la desigualdad permea en todos los aspectos.

Por lo tanto, se requiere de una “nueva política que tome en cuenta la justicia ambiental y desigualdad”, temas relacionados con la democracia, señaló. “Se piensa que estas decisiones deben ser ordenadas por expertos y autoridades, cuando que los temas nos afectan a todos, por lo que deben incluir a la sociedad civil, gracias a la cual se ha avanzado en muchos de estas áreas”.

Parte de los mensajes importantes que los expertos buscan transmitir con esta agenda, en el contexto del cambio ético que requiere el país, es que “necesitamos una nueva visión del medio ambiente como tema social, cultural, político, económico y democrático que nos incumbe a todos”.

Si bien estamos en un momento de coyuntura política y de elecciones, dijo, los autores consideran que la agenda sólo logrará un impacto si es adoptada y asimilada por la sociedad civil. Así podrá empujarse con efectividad a la esfera política.

La investigadora añadió que, adicionalmente y pasadas las elecciones, los expertos presentarán el documento a representantes de los legisladores. Por otra parte, acotó que en las agendas de los actuales candidatos a la presidencia y gobiernos capitalinos no hay propuestas ambientales profundas y se mencionan someramente como tema secundario, aunque tienen un impacto fuerte en las actividades cotidianas de toda la población.

REFERÉNDUM NACIONAL. Durante la presentación resumida del documento, varios de los autores y especialistas expusieron su diagnóstico en los nueve grandes temas de la agenda: Problemática y política del agua; Las condiciones de la biodiversidad: diagnóstico y política pública; Los bosques de México. Crisis del sector forestal y propuestas de política; Las ciudades de México. Retos para el desarrollo sostenible; La transición energética. Hacia un nuevo paradigma en la generación y el uso de la energía; Perspectivas sobre los mares y costas de México; Política pública sobre minería, medio ambiente y soberanía nacional; Agricultura, alimentación y suelos. Y finalmente, La relación entre los derechos humanos y el medio ambiente.

Rodolfo García, de la Universidad Autónoma de Zacatecas, enfatizó que el tema de la minería en México es un ejemplo no sólo de la subordinación del gobierno mexicano a los intereses y despojo de la industria, sino además una evidencia de cómo abandonó su obligación de ser rector del desarrollo, el vigilante para el mejor uso de los recursos naturales y promotor de los bienes comunes.

“Enrique Peña Nieto ha dicho que el próximo proceso electoral será un referéndum sobre la reforma energética, pero eso se queda corto, puesto que será un referéndum del proyecto de país. México decidirá si seguirá sujeto a la voracidad y acumulación de las grandes corporaciones o si la sociedad civil será capaz de decosntruir al Estado mexicano para que retome los objetivos de solidaridad, democracia, equidad, combate de la pobreza y erradicación de la impunidad”.

Imprimir