Nacional

Diputados gastan $2.3 millones en megaescultura para el patio

La original fue elaborada por Domitilo Margarito Pérez por encargo de Porfirio Díaz en 1882 y la obra agigantada la realizó Francisco Velázquez Menchaca

Los diputados gastaron más de 2 millones de pesos en una reproducción monumental del tintero que se encuentra frente al presídium de la Cámara Baja, en el salón de plenos. Según información del área de Comunicación Social de la Cámara de Diputados, El gran tintero plateado, develada esta mañana en el Palacio Legislativo de San Lázaro, tiene un costo de 2 millones 250 mil pesos, y su elaboración fue ordenada por la Junta de Coordinación Política, a partir de “gastos culturales” que ya en el pasado han llamado la atención a la Auditoría Superior de la Federación.

Con un tamaño de 5.10 por 2.50 metros, la obra original fue elaborada por el platero Domitilo Margarito Pérez entre 1881 y 1882, a encargo de Porfirio Díaz y mide 47 por 28 centímetros. Este tintero, en uso desde el tiempo de Díaz, tiene ahora una reproducción monumental en el patio de los diputados.

La reproducción agigantada fue realizada por Francisco Velázquez Menchaca y pretende recrear un elemento histórico de la cultura legislativa, un elemento que Velázquez Menchaca ha estudiado desde hace tiempo.

Crónica presentó recientemente el tipo de erogaciones que los diputados realizan como “gastos culturales” y que en el pasado han incluido la realización de conciertos y grabaciones que se autoregalan.

La inmensa escultura está ubicada en el lado norte de la Plaza Eduardo Neri, el patio interior de San Lázaro.

Durante la presentación de la escultura, el Presidente de la Junta de Coordinación Política, el panista Marko Cortés, expuso al develarla que El Gran Tintero es el símbolo que refleja la pluralidad del único Poder Democrático de la Unión”, del cual también señaló: “Mientras el Poder Ejecutivo recae en una persona, y a su vez el titular del Poder Judicial es nombrado por el Jefe del Ejecutivo, el Congreso de la Unión representa la pluralidad de México”.

Siendo un estudioso de los símbolos legislativos, Francisco Velázquez Menchaca esculpió a la izquierda a la diosa griega Temis, protectora de los derechos, quien según la mitología persigue las injusticias. Del lado derecho se encuentra la diosa Niké, efigie de la victoria, la cual sujeta una corona de laurel, en representación de reconocimiento a la actividad legislativa por su sola existencia.

El conjunto de elementos que componen la gran pieza simbolizan el poder público que descansa sobre la pluralidad, el cual según su placa conmemorativa, se enmarca en la victoria permanente de la Ley y el Derecho, sobre el desorden y el caos.

 

Imprimir