Negocios

Aprueba EU que Bayer compre a Monsanto

La operación, valorada en 66 mil millones de dólares, está sujeta a una serie de condiciones impuesta por Bruselas con el fin de preservar la competencia en los mercados de semillas, pesticidas y agricultura digital.

Foto: Archivo

La Comisión Europea autorizó hoy la compra de la agroquímica estadunidense Monsanto por parte del grupo químico y farmacéutico alemán Bayer, que dará origen al mayor fabricante de semillas y fertilizantes del mundo.

La operación, valorada en 66 mil millones de dólares, está sujeta a una serie de condiciones impuesta por Bruselas con el fin de preservar la competencia en los mercados de semillas, pesticidas y agricultura digital.

Bayer venderá todos sus negocios y activos “relevantes” en los mercados de semillas y pesticidas, incluyendo las divisiones de investigación y desarrollo, así como parte de los negocios de productos fitosanitarios, por un valor total de 7.3 mil millones de dólares.

La compañía alemana ha sugerido que el comprador sea su competidor conacional Basf, una propuesta que el Ejecutivo europeo está examinando para asegurarse de que no provocará solapamientos de actividades “problemáticos”.

Sólo una vez aprobada esa transacción es que la compra de Monsanto podrá ser concluida, explicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en rueda de prensa.

Bruselas considera que el conjunto de compromisos asumidos “remueven todas las preocupaciones y asegura la preservación de la justa competencia” en el mercado único europeo, afirmó.

Sin esas correcciones, la Comisión Europea acredita que la adquisición hubiera reducido “significativamente” la competencia en precios e innovación en el sector, tanto en Europa como en el resto del mundo, y hubiera fortalecido la posición de Monsanto en determinados sectores en los que Bayer es un competidor “importante”.

“Nos hemos asegurado de que el número de actores globales compitiendo en esos mercados permanezca sin cambios. Ello es importante para que los agricultores tengan diferentes opciones de variedades de semillas y pesticidas a precios competitivos”, afirmó.

La competencia también es esencial para incentivar la innovación en el sector, agregó la comisaria.

El anuncio de la fusión de los dos gigantes de la agroquímica ha generado amplia atención en Europa, con más de un millón de mensajes enviados al Ejecutivo europeo exgrimiendo preocupación con la transacción, dijo Vestager.

ijsm

Imprimir